Política

Casado contactó con los barones tras la Convención para aplacarles por sus guiños a Vox

Feijóo, Juanma Moreno y Mañueco se mostraron críticos con su discurso en Valencia y el líder del PP no trasladó excesiva preocupación: “Abascal no tendrá otra salida que hacerme presidente”

ROBER SOLSONA...20211003.......VALENCIA CIERRE DE LA CONVENCIÓN DEL PP CON PABLO CASADO EN LA PLAZA DE TOROS.
photo_camera ROBER SOLSONA...20211003.......VALENCIA CIERRE DE LA CONVENCIÓN DEL PP CON PABLO CASADO EN LA PLAZA DE TOROS.

Pablo Casado ha asumido la estrategia de Isabel Díaz Ayuso, con guiños a Vox, ante la del resto de barones más moderados del partido. Un discurso en la plaza de toros de Valencia que le ha obligado a aplacar cuanto antes las críticas de algunos presidentes autonómicos para evitar que se rompa la imagen de unidad trasladada en la Convención.

El líder del PP enterró el giro al centro y la moderación en su discurso del domingo en el cierre de la Convención en Valencia ante 9.000 militantes.

Se lanzó a representar las posiciones más duras de la derecha española para dejar sin espacio a Vox. El cónclave diseñado para relanzar a Casado terminó con un nuevo vaivén estratégico del jefe de filas de los conservadores, que logra salir reforzado como presidente del partido.

El discurso “chirrió” a los barones moderados

Pablo Casado desplegó el discurso más ideológico y duro desde que es presidente del PP y amenazó con derogar todas las leyes aprobadas por el Gobierno de izquierdas para superar el “trienio negro” de Pedro Sánchez.

Esa versión del PP es la que más gusta a Díaz Ayuso y, en cambio, la que más se aleja de los barones moderados, que se han mostrado críticos tras la Convención por el discurso de Casado en la plaza de toros de Valencia, según ha podido confirmar Confidencial Digital en algunas presidencias autonómicas.

Es el caso de Alberto Feijóo, Juanma Moreno y Alfonso Fernández Mañueco, a los que les “chirriaron” algunas de las afirmaciones de Casado en el cierre de la Convención. No están de acuerdo tampoco con que optara por un discurso “más ideológico que económico, cuando lo que va a decidir el futuro es la economía”.

“Vox no tendrá otra salida que votarme”

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que el líder del PP ha contactado con los barones tras la Convención para aplacar sus críticas por sus guiños a Vox. Génova ha visto urgente desactivar cualquier división interna tras la imagen de unidad trasladada por el partido en el cónclave de Valencia.

En las conversaciones con los presidentes autonómicos, para hacer también balance de la Convención, los contactados aseguran que Pablo Casado no ha trasladado excesiva preocupación por el nuevo vaivén estratégico, sino más bien se ha mostrado confiado en privado: “Abascal no va a tener otra salida que hacerme presidente del Gobierno”.

La realidad es que el PP gobierna sin coaligarse con Vox, como sucede en Madrid. Todo dependerá ahora del resultado que obtenga en las generales. Pero en Génova lo tienen claro: con Vox no hay más que insistir en que Casado tiene su proyecto y sea cual sea el resultado Abascal no tendrá otra salida que votarle.

 

Casado volvió a enterrar el giro al centro

En Valencia, el líder del PP cuestionó las leyes de memoria histórica -criticó al Gobierno por “desenterrar los rencores”- y se deslizó por el tema estrella de los ultras, la inmigración -habló del “efecto llamada del Aquarius, que ha multiplicado las pateras, colapsando autonomías como las Canarias” y anunció su propósito de aprobar una ley “de integración para regular la inmigración y la convivencia”- .

También se opuso a la eutanasia y apostó por la “cultura de la vida” y la defensa de la maternidad, en referencia velada a las corrientes antiabortistas.

Ayuso critica la subida de cuotas a los autónomos planteada por el Gobierno

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable