Política

Ex ministros de Rajoy y Aznar han telefoneado a Casado para felicitarle por su ‘triunfo’ en la moción de censura

Así vivió el líder del PP las horas posteriores al Pleno. Agradeció por videoconferencia a todos los diputados su paciencia a pesar de que no les anticipó el sentido del voto

Pablo Casado, entre su mujer Isabel Torres, y Mariano Rajoy.
photo_camera Pablo Casado, entre su mujer Isabel Torres, y Mariano Rajoy.

La moción de censura de Vox contra Pedro Sánchez amenazaba con poner en un aprieto importante al PP y a su líder, que hasta el último momento no desveló si votaría “no” o se abstendría. Un día después del pleno del Congreso, en las filas populares hay satisfacción y felicitaciones a Pablo Casado.

El discurso contundente, duro en ocasiones, que pronunció Casado, desmarcándose de Vox, y en el que criticó a Santiago Abascal que sea “la derecha que más gusta a la izquierda”, le ha granjeado los aplausos de sus diputados, de los presidentes autonómicos populares y también, lo que era menos esperado, de antiguos dirigentes del PP: entre ellos, varios que fueron ministros en los gobiernos de Mariano Rajoy y de José María Aznar.

Así lo cuentan a Confidencial Digital fuentes de la sede nacional del PP en la calle Génova, miembros del equipo más cercano a Casado, y otros dirigentes destacados del engranaje del partido.

Las horas posteriores: cita con los diputados

¿Qué ocurrió en el PP después de que, a las dos del mediodía del jueves, 298 “noes” tumbaran la moción de censura de Santiago Abascal? ¿Qué hizo Pablo Casado tras pronunciar uno de los discursos más relevantes y comentados en los dos años que lleva al frente del Partido Popular?

ECD ha podido reconstruir algunos detalles de cómo vivió Casado las horas posteriores al final del debate en el Congreso de los Diputados.

Nada más salir del hemiciclo, el presidente del PP se dirigió a su despacho en la Cámara Baja, donde se reunió con su equipo más cercano. Casado quiso hablar con los 88 diputados de su Grupo Parlamentario, con los que celebró una videoconferencia por Zoom en la que participaron todos, tanto los que habían acudido presencialmente a la Carrera de San Jerónimo como con los que se encontraban en sus provincias por motivos de aforo y del coronavirus.

La presión por no desvelar el voto

El objetivo de la llamada fue, principalmente, “dar las gracias a los diputados por su paciencia”, explican fuentes populares. 

Casado quiso tener unas palabras con ellos para reconocer la presión que habían soportado en los días previos a la moción de censura de Vox. Los diputados del PP llevaban días teniendo que salirse por la tangente ante las preguntas insistentes de los periodistas, en entrevistas, actos... sobre qué iban a votar respecto a la iniciativa del partido de Santiago Abascal.

Precisamente la idea de no desvelar si votarían “no” o “abstención” fue una de las claves de la estrategia de Pablo Casado, que quería generar cierta expectativa para lanzar un contraataque a todas las pullas de Vox al PP.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

Los propios diputados populares no sabían qué decidiría la dirección. Tal y como se ha contado, sólo seis personas del círculo más cercano a Casado sabían con antelación que el voto sería negativo.

Durante esa videoconferencia, varios diputados del PP tomaron la palabra para hacer algún comentario ante un debate que, en líneas generales, dejó buenas sensaciones en el Partido Popular por el impacto positivo que tuvo el discurso de su líder.

Llamadas de ex ministros

Tras el contacto con sus diputados, Casado se marchó del Congreso. Se fue a comer con varios colaboradores, cerca del Palacio de las Cortes.

De allí se traslado a la sede nacional en la calle Génova. Pasó la tarde en el despacho, donde, según le cuentan a ECD fuentes cercanas a Casado, atendió buen número de llamadas de felicitación por su intervención en la tribuna de oradores del Congreso.

Entre quienes contactaron con Pablo Casado para celebrar su ‘triunfo’ estuvieron dirigentes actuales del partido, con responsabilidades orgánicas e institucionales, y también otros miembros destacados de etapas anteriores.

Algunas de las llamadas y de los mensajes que recibió fueron de ex ministros, tanto de la etapa de José María Aznar como presidente (1996-2004), como de los años de Mariano Rajoy al frente del Gobierno (2011-2018).

Los ex presidentes

Las fuentes consultadas por ECD no descartan, aunque no lo confirman, que entre quienes se pusieron en contacto con Casado para darle la enhorabuena por su discurso estuviesen los propios ex presidentes del Gobierno y del Partido Popular.

Pablo Casado mantiene una buena relación con José María Aznar, que fue su padrino político y a quien considera un referente. Casado llegó a ser jefe de gabinete del ex presidente del Gobierno en FAES.

Pese a que, al ganar el liderazgo del partido lo hizo impugnando en parte el “marianismo”, Casado también mantiene contacto frecuente con Mariano Rajoy, con quien ha consultado sobre qué rumbo dar al Partido Popular en cuestiones relevantes.

Cena con su mujer

Al final de la tarde del jueves, Casado dejó su despacho en la sede de la calle Génova y marchó a su casa

Quería pasar tiempo con su familia y cenar con su mujer, Isabel Torres, quien según se ha contado estos días, ha sido una de las personas con las que el líder del PP ha preparado su estrategia, y que le ha servido de apoyo en este momento clave de su etapa como presidente del partido.

Personas de su entorno explican que Isabel Torres, que es psicóloga de profesión y trabaja en un colegio, le aporta “mucha paz” a Pablo Casado. “Se complementan muy bien”, y con ella Casado encuentra el sosiego que necesita al margen de sus responsabilidades políticas

Así preparó el discurso

Con su mujer Casado reflexionó algunas de las ideas que tenía que incluir en su discurso. 

Después fue él mismo, a solas, sin colaboradores, quien se dedicó a escribir la intervención, que provocó la sorpresa de Santiago Abascal por la dureza del ataque, y el elogio de Pablo Iglesias, quien dijo que, más allá de las posiciones políticas, había sido un discurso “brillante”.

Su equipo más cercano en la sede de Génova le aportó datos e información, que Casado iba pidiendo para enriquecer y sustentar sus argumentos. Cuando lo tuvo terminado, les pasó el borrador a sus colaboradores, pero lo hizo muy a última hora, por lo que ellos tampoco supieron casi hasta el final qué tono iba a emplear en la moción de censura.

Ayuso no teme a Vox

La tormenta desencadenada entre el Partido Popular y Vox a raíz de la moción de censura no ha perturbado la calma en la Comunidad de Madrid. 

En el gobierno madrileño aseguran estar tranquilos ante posibles consecuencias por la ruptura simbólica del PP con la formación de Santiago Abascal, que apoya los gobiernos de coalición con Ciudadanos en Andalucía, Murcia y Madrid.

“Estamos de acuerdo con todas las decisiones que ha tomado la ejecutiva nacional”, afirman fuentes del Partido Popular en la Comunidad de Madrid al ser consultadas por el discurso de su líder opositor. “Nos parece muy bien lo que ha hecho Pablo Casado”

Los miembros del gobierno autonómico consultados no quisieron valorar un hipotético boicot de Vox, liderado por Rocío Monasterio, tras la mala sintonía creada entre las formaciones a nivel nacional: “Eso se irá viendo”.

La moción de censura también dejó entreabierta la posibilidad de pactos entre el PP y el PSOE, enmarcadas en el acuerdo del Pacto de Toledo alcanzado este viernes, y con vistas a la posible renovación del Consejo General del Poder Judicial. 

¿Afectará el cambio de paradigma parlamentario a la relación entre el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso y el Ministerio de Sanidad? “Nosotros siempre hemos colaborado con el Gobierno central”, defienden desde la Comunidad de Madrid, “y hemos hablado con ellos. Cuando nos pidieron confinar Madrid fuimos disciplinados, y cuando se han presentado las nuevas medidas siempre hemos colaborado: no hay cambio en nuestra actitud”, aseguran estas mismas fuentes.

El PP busca expandir su mercado electoral

Los políticos del Partido Popular han cerrado filas tras la actuación de Pablo Casado en la moción de censura. 

Sus dirigentes han protagonizado múltiples intervenciones en los medios de comunicación durante la jornada posterior a la votación, insistiendo en que son la única alternativa al Gobierno de coalición.

“Hacemos un llamamiento a los votantes de Vox”, expresaba Cuca Gamarra desde La Rioja. “Hemos entendido su mensaje, pero sólo desde la unidad conseguiremos ser la alternativa que cambie el Gobierno de España”. 

La portavoz en el Congreso descarta la iniciativa de España Suma. “No se trata de unir partidos, se trata de unir españoles”. Gamarra consideró que solo se puede unir al votante de centro-derecha “desde un partido abierto y que busca soluciones para los que no piensan como nosotros”.

El mejor discurso

El presidente del PP en Castilla La Mancha, Francisco Núñez, defendió el discurso de Casado, a quien felicitó por su “liderazgo político rotundo”. Lo mismo hicieron otros parlamentarios como José Antonio Bermúdez de Castro: “Pablo Casado hizo el mejor discurso de su historia”, expresó el diputado por Salamanca, que considera que los votantes del PP no quieren vivir en una España de dos bandos.

Ana Beltrán, vicesecretaria de organización del PP, también se mantuvo fiel al mensaje que transmitió el aparato del partido: "Se vio que fue una moción de censura con el fin de acabar con el PP, el partido más grande de España, el que más afiliados tiene”, aseguró Beltrán.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?