Política

El Gobierno ordena a las petroleras españolas que dupliquen las compras de gas a Estados Unidos para zafarse del chantaje de Argelia

Moncloa lo ha transmitido a Naturgy, Repsol y Cepsa pese a haber anunciado que aparca la respuesta a Argel. El precio en EEUU es similar al que se paga por los barcos desde el país magrebí

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Argelia, Abdelmayid Tebune
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Argelia, Abdelmayid Tebune.

El Gobierno ha tensado la relación con Argelia, uno de los principales suministradores de gas a España, tras el entendimiento con Marruecos sobre el Sáhara. Pese a que Exteriores ha anunciado que está dispuesto a dar una “última oportunidad” a Argel, Moncloa ha ordenado a las empresas duplicar las compras de barcos a Estados Unidos.

Oficialmente, España ha decidido abrir un compás de espera en la crisis con Argelia y comprobar si, en los próximos días, se descongelan las relaciones comerciales bilaterales antes de pedir a la UE la adopción de medidas de respuesta ante lo que considera una decisión “unilateral e injustificada”.

Las autoridades argelinas han negado hasta dos veces que se hayan congelado los fondos con los que se financian las operaciones con España, pero la información de que dispone el Ejecutivo confirma que sigue siendo imposible realizar este tipo de transacciones.

Tampoco consta que se haya retirado la circular de la Asociación de Bancos y Establecimientos Financieros (Abef), una entidad pública cuyas decisiones son de obligado cumplimiento, que ordenaba “la congelación de las domiciliaciones bancarias de las operaciones de comercio exterior de bienes o servicios dirigidos a o procedentes de España” a partir del pasado jueves.

En la práctica se está impidiendo la domiciliación de facturas y, por lo tanto, no se puede exportar desde España a Argelia.

Duplicar las compras de gas a EEUU

Sin embargo, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes del sector, Moncloa ha comenzado a retar a Argelia con el gas, sin armar excesivo ruido. Ha pedido a los grandes grupos energéticos españoles que desvíen masivamente las compras de gas a Estados Unidos.

La orden expresa que han recibido altos directivos de Naturgy, Repsol y Cepsa, entre otras destacadas compañías, es que dupliquen en los próximos meses la llegada de barcos desde Norteamérica, en línea con la tendencia que ya vienen aplicando desde comienzos de este año.

Poder ‘zafarse’ del chantaje de Argelia

El acercamiento con Marruecos ha provocado que Argelia haya endurecido las relaciones con España, con amenazas de revisiones en los precios de gas. Con todo, la materia prima argelina ya solo supone el 29% del total de las compras mensuales. Hasta hace poco más de un año suponía más del 60%.

La nueva política de compras a Estados Unidos va a provocar que se necesiten muchos menos barcos desde Argelia. Algo que el Ejecutivo cuenta que presionará a las autoridades argelinas para que sean más flexibles en la actual crisis diplomática.

El precio de EEUU, similar al argelino

En la cúpula económica del Ejecutivo también han destacado a las compañías que, ahora mismo, sale por un precio similar comprar el gas a Norteamérica que al país magrebí, incluso a pesar del mayor coste del transporte al tener que cruzar el Atlántico.

Algo que se ha agravado con el cierre del gasoducto del Magreb y la subida de precios con la que ha amenazado Argelia tras el giro de Pedro Sánchez sobre el Sáhara Occidental. Una circunstancia que provoca que resulte más barato importarlo de EEUU, incluyendo los costes de transporte, que traerlo de Argelia por barco, salvo el que llega por gaseoducto.

Estados Unidos es un país productor básicamente de ‘shale gas’ (el que se obtiene mediante ‘fracking’), cuyo coste de producción es muy barato, en torno a 10 ó 15 dólares el MWh frente a los más de 100 en que cotiza en el mercado de Ámsterdam. Por tanto, pueden venderlo por debajo de ese precio y seguir ganando un importante margen.

 

EEUU quiere vender más gas a España

España se ha encomendado a un nuevo socio que transporta en barco su gas hasta nuestros puertos. Estados Unidos ha aumentado en un solo mes sus exportaciones a nuestro país un 391,7% y el peso total de las compras ya es del 43,3%.

Hay que recordar que Washington es uno de los socios de referencia de Marruecos y uno de los más interesados en que el Gobierno de Sánchez retomara las relaciones diplomáticas con el vecino africano.

Centro de distribución para la UE

Tal y cómo se contó en ECD, Washington ha identificado en la Península ibérica (España y Portugal) grandes oportunidades de desarrollo en materia de producción petrolera y de gas.

Por eso, la Casa Blanca pidió a Moncloa fortalecer estos sectores energéticos con el objetivo de, aprovechando las importaciones españolas de hidrocarburos desde Argelia, convertir a España en uno de los principales suministradores de Europa. Un escenario que reduciría la dependencia de la región de los productos provenientes de Rusia.

De ahí que la Administración Biden redoblara la presión sobre España para que se convierta en uno de los importadores más grandes del continente europeo, lo que potenciaría además su fuerza en la UE. Por lo pronto, Europa se ha propuesto reducir dos tercios las importaciones de gas ruso este mismo año para romper su relación en 2030.

Washington ha trasladado a Moncloa que EEUU se podrá convertir en uno de los mayores exportadores de gas natural licuado a través de la producción de 60 millones de toneladas anuales. Esto representa una oportunidad única para España, ya que cuenta con la red de regasificación más grande de Europa con presencia costera.

Red de regasificación de España

EEUU considera que aprovechar el puerto portugués de Sines y la red de regasificación de España proporciona a Europa opciones para lograr su independencia energética de Rusia, un factor que resulta también clave ahora para la Administración norteamericana.

La gran baza de España es que cuenta con media docena de plantas regasificadoras capaces de almacenar y exportar gran cantidad de gas natural licuado procedente de buques metaneros. Ahora necesita nuevos gasoductos para exportar la mercancía al resto de socios del Norte y Centroeuropa.

Uno de ellos es el proyecto Midcat, entre España y Francia a través del Pirineo catalán. El Gobierno francés se ha resistido hasta ahora, pero también la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se mostraba reticente incluso en fecha reciente, en plena crisis con Rusia.

“Cuello de botella en los Pirineos”

Esta es otra desventaja de España para conseguir que Argelia reabra el gasoducto más importante: “Su cuello de botella en los Pirineos”, destacan a ECD fuentes del sector.

Pese a que posee la mayor capacidad de regasificación de Europa y el gas de Argelia, no puede trasladar esta fuente de energía al resto de la UE por el tiempo perdido con el proyecto del gasoducto del Midcat, destinado a unir España con Francia a través del Pirineo catalán.

La resistencia de Francia y la hostilidad tradicional del Gobierno español a relanzar este gasoducto ha hecho perder años, pese a que los expertos consideran que su viabilidad está garantizada no sólo por la necesidad de no depender de Rusia, sino porque también puede también servir para trasladar en un futuro próximo el llamado “hidrógeno verde”.

Redada en Alemania
                               

Policía de Alemania detiene a un grupo ultraderechista
sospechoso de dar un golpe de Estado
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?