Política

PSOE y PP activan el protocolo para aplicar la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña

Pedro Sánchez y Pablo Casado han acordado aparcar el 155 porque “no se dan las condiciones”. Si aumenta la violencia en las calles, se aprobará un Real Decreto que será ratificado en el Congreso

Pedro Sánchez y Pablo Casado, en La Moncloa.
photo_cameraPedro Sánchez y Pablo Casado, en La Moncloa.

“El Gobierno se mantendrá atento para garantizar la convivencia, la seguridad y el respeto a la legalidad democrática en Cataluña”. En estos términos se expresó ayer Pedro Sánchez en Moncloa tras conocerse la sentencia del procés. Horas más tarde, telefoneó a Casado, Rivera e Iglesias para consensuar la respuesta de los partidos ante “las trasngresiones que puedan cometerse”.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos del PSOE y del PP, tanto el presidente del Gobierno como el líder nacional de los populares coinciden en que, al menos a día de hoy, “no se dan las condiciones” para la aplicación, por segunda vez en dos años, del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Ambos dirigentes han escuchado atentos la comparecencia de Quim Torra, para conocer de primera mano si el president hacía un llamamiento a la desobediencia civil o anunciaba algún acto contrario a la ley por parte de su Govern.

Ese tipo de pronunciamiento no se ha producido, pero a lo largo del día de ayer sí se han dado situaciones de colapso en carreteras, vías de tren, e incluso en el aeropuerto de El Prat. Una circunstancia que ha puesto en alerta tanto al Gobierno como al principal partido de la oposición.

Apuestan por la Ley de Seguridad Nacional

Las fuentes consultadas por ECD explican que tanto Sánchez como Casado llevan semanas compartiendo con sus colaboradores más cercanos que, ante una situación de conflicto constante en las calles de Cataluña tras la sentencia del procés, la mejor solución posible es la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional.

Ayer, después de comprobar que esos altercados se convertían en realidad, y que el president Torra no cruzaba la línea de la ilegalidad, ambos dirigentes volvieron a inclinarse por esta ley frente a la puesta en marcha del 155.

En la práctica, la Ley de Seguridad Nacional implica la coordinación de medios públicos por una sola autoridad. El objetivo del Gobierno, por tanto, sería ponerse al frente de la coordinación de los Mossos y, si fuera necesario, recurrir a medios privados para garantizar la seguridad en Cataluña.

PSOE y PP, movilizados en el Congreso

Cargos del PSOE y del PP confirman a este diario que, a diferencia de lo que ocurre en el Senado, donde las direcciones de ambos grupos no han dado ningún tipo de consigna sobre un posible 155, en el Congreso sí se ha transmitido el mensaje de “estar preparados” ante una escalada de violencia en Cataluña.

De continuar los disturbios en ciudades y pueblos de Cataluña, el Gobierno deberá aprobar la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional mediante Real Decreto del Consejo de Ministros, pero esa decisión debe ser refrendada, después, por el Congreso de los Diputados.

Desde el Gobierno y desde el PP afirman que los diputados socialistas y populares votarían a favor de ese decreto del Ejecutivo, y se confía en que Ciudadanos también se sume. Rivera, por su parte, mantiene su exigencia de una reunión a tres con Sánchez y Casado antes de comprometerse a dar cualquier tipo de apoyo.

Los cargos del Ejecutivo consultados afirman que hay que ser cautos y que solo se pondrá en marcha la Ley de Seguridad Nacional en el caso de que sea estrictamente necesario. No obstante, de darse esa circunstancia, se confía en contar con el mayor apoyo parlamentario posible de la Diputación Permanente.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable