Política

Sospechas en el PSOE: el pacto con Podemos es solo “otro golpe de efecto” de Moncloa

Dirigentes socialistas no ven claro que el gobierno de coalición pueda salir adelante. De no prosperar, Sánchez podrá argumentar que lo ha intentado y pedir entonces al resto de fuerzas que se abstengan

Pedro Sánchez, reunido con asociaciones ecologistas.
photo_cameraPedro Sánchez, reunido con asociaciones ecologistas.

PSOE y Unidas Podemos cerraron, en apenas 48 horas, un pacto para formar un gobierno de coalición. Un acuerdo que no pudo darse durante seis meses y que, en esta ocasión, se gestó a contrarreloj después de que ambos partidos perdieran escaños en las elecciones del pasado domingo.

El documento firmado por Sánchez e Iglesias, y el posterior abrazo entre ambos, ha logrado dejar atrás las críticas a Moncloa por provocar nuevas elecciones y permitir a la “extrema derecha” de Vox alcanzar los 52 escaños. No obstante, la realidad es que ahora la suma entre PSOE y Podemos es inferior a la de abril y que, por tanto, la investidura es más difícil.

“No está nada claro”

Así lo advierten al Confidencial Digital dirigentes nacionales del Partido Socialista que, pese a la euforia existente en el PSOE desde el martes, advierten de que “no está nada claro” que se pueda formar un gobierno de coalición.

Todo ello, afirman, porque el pacto entre Sánchez e Iglesias llega “demasiado tarde” y es fruto de una “reacción lógica” a la pérdida de diputados con respecto a las pasadas elecciones generales del 28 de abril.

Así, el PSOE se ha dejado por el camino 3 diputados y Unidas Podemos 7, por lo que “hemos perdido fuerza frente a los otros dos bloques existentes en el Congreso, las derechas y los independentistas, que se han reforzado”.

Vuelta al mes de febrero

A día de hoy, destacan las fuentes consultadas, Sánchez e Iglesias solo tienen prácticamente garantizado el apoyo de los diputados del PSOE, Unidas Podemos, Más País, PNV -que acaba de perder un diputado en beneficio del PP-, Partido Regionalista de Cantabria, BNG y Teruel Existe. En total, 167 votos favorables.

No obstante, si el resto de formaciones -PP, Vox, Ciudadanos, Coalición Canaria y los independentistas- votan en contra, la investidura no sería factible. Habría 183 “noes” frente a 167 “síes”.

La solución, por tanto, pasa por buscar el apoyo de Ciudadanos, que “a día de hoy es un imposible”, o la abstención, por lo menos, de ERC y Bildu, que garantizaría una investidura en segunda vuelta con 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones.

Los dirigentes socialistas contactados afirman que la situación recuerda, y mucho, a la vivida el pasado mes de febrero, cuando los independentistas votaron lo mismo que las derechas para bloquear los Presupuestos y provocar un adelanto electoral.

Entonces, recuerdan en el PSOE, “JxCAT y ERC nos exigieron, como ahora vuelve a hacer Esquerra, una negociación ‘de igual a igual’ con Cataluña, con la creación de la figura del relator”. Una condición que, si se mantiene en los mismos términos es “inasumible” y que, de no cumplirse, haría que la investidura no saliera adelante.

“Otro golpe de efecto”

Así las cosas, altos cargos del PSOE empiezan a sospechar que el anunciado gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos puede quedarse en “fuegos de artificio”, ya que “no está nada fácil lograr los apoyos necesarios”.

La maniobra, por tanto, es calificada como “otro golpe de efecto” dirigido por Moncloa y el gabinete de Pedro Sánchez, para “tapar el fiasco en las urnas” y volver a construir “un nuevo relato” si no hay investidura.

En este sentido, desde el PSOE afirman que, con el anuncio de una coalición con Unidas Podemos, Sánchez ya tendrá el argumento de que “lo ha intentado”. Y, si no obtiene los apoyos necesarios, “ya tendría justificación para volver a insistir en un gobierno en solitario o buscar acuerdos. O la abstención técnica del resto de formaciones, incluidas PP y Ciudadanos.

De esta forma, añaden estos cargos socialistas, “Moncloa está buscando un nuevo 'win-win'”, un escenario en el que, pase lo que pase, “siempre saldremos ganando”. Tanto si hay apoyos a la investidura de un gobierno con Podemos, como si se abren otras posibilidades de pacto.

Mientras tanto, se ha dejado de hablar del fracaso de una repetición electoral y de Pedro Sánchez como principal obstáculo a una investidura consensuada con el centro derecha.

ERC mantiene el “no”

[Actualización]. Tras las reuniones mantenidas por el PSOE a lo largo de este jueves, Sánchez aún está lejos de lograr los apoyos necesarios para garantizar la investidura.

Esquerra Republicana se mantiene en el “no”, aunque los socialistas se han encontrado con una buena noticia inesperada: el anuncio de Coalición Canaria de abrirse a negociar el “sí” de sus dos diputados.

Pese a ello, y ya dando por seguro el apoyo de los canarios, Sánchez tendría garantizados 169 “síes”y 181 “noes”. Por tanto, seguiría siendo necesaria, como mínimo, la abstención de ERC.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes