Seguridad

Supera en 110.000 las denuncias de 2012

Tráfico multó a más de 2.600.000 conductores el año pasado

El consumo de alcohol y drogas al volante provocó 18.169 detenciones. Madrid y Valencia, las provincias en las que más ha actuado la Guardia Civil

Control de la Guardia Civil de Tráfico.
photo_camera Control de la Guardia Civil de Tráfico.

Las multas en carretera volvieron a aumentar en 2013. Durante el año pasada, la Guardia Civil de Tráfico interpuso un total de 2.655.688 sanciones a conductores y transportistas de toda España. La imprudencia que más se repitió al volante fue la de conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, que provocó hasta 18.169 detenciones.

Según ha podido comprobar El Confidencial Digital con datos de la propia Jefatura de Tráfico, el aumento de sanciones el año pasado con respecto a 2012 es del 4,35 por ciento, lo que se traduce en 110.634 multas más.

En esta subida del número de denuncias ha tenido que ver, sobre todo, el mayor número de sanciones a transportistas de un año a otro, pasando de 154.070 en 2012 a 173.233, lo que ha supuesto una variación del 12,44%. En cuanto a las multas a conductores de vehículos, la variación es del 3,83%, pasando de 2.390.984 a 2.482.455.

Madrid y Valencia, provincias con más multas

En cuanto al índice de denuncias por provincias, Madrid y Valencia son las que más sanciones han registrado por parte de la Guardia Civil. Así las cosas, los madrileños recibieron un total de 228.909 multas, por las 104.689 de los valencianos.

Completan el ránking de las provincias con más sanciones:

--Sevilla, con 100.104 multas.

--Las Palmas, con 91.114.

--León, con 85.523.

--Burgos, con 81.533.

--Tenerife, con 80.265.

 

--La Coruña, con 78.471.

30.117 detenidos en carretera

Las infracciones cometidas en la carretera durante el año pasado, se saldaron con la detención y/o imputación de 30.117 conductores que, además de pagar una sanción económica, tuvieron que responder ante la Justicia.

Según los datos de la Jefatura de Tráfico, 18.169 de esas detenciones se produjeron tras realizar test de alcohol y drogas a los conductores. De hecho, la conducción bajo los efectos de estas sustancias ha sido, un año más, el delito que mayor número de veces se ha producido en las carreteras españolas.

En el segundo lugar estarían las sanciones por circulas sin el permiso de conducción en regla, situación que provocó la detención de 9.318 personas durante el 2013.

En cuanto a las detenciones por exceso de velocidad, el número de arrestados fue de 149 personas, a pesar de que la conducción por encima de los límites señalados en la calzada es la principal causa de multas en España.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?