Seguridad

Cuatro de cada diez policías nacionales no están protegidos con chaleco antibalas

La Dirección General indica que falta por dotar a 27.500 agentes, cuatro años después del inicio del plan para aumentar la protección personal

Policia Nacional
photo_cameraPolicia Nacional

A finales de 2014 el homicidio de una policía nacional en Vigo a manos de un atracador de bancos provocó una oleada de exigencias de otros agentes, debido a que la fallecida no llevaba chaleco antibalas.

Como respuesta el Ministerio del Interior se comprometió a extender el uso de este elemento de protección del torso y la espalda entre los miembros de las Fuerzas de Seguridad. Después llegaron los atentados de París de enero de 2015 (en los que fue asesinada una policía local) y el goteo periódico de ataques yihadistas en Europa y en la cuenca mediterránea, que elevaron el nivel de alerta antiterrorista y que hicieron que los cuerpos policiales mejoraran los medios de protección y el armamento de sus efectivos.

En el caso de la Policía Nacional, la Dirección General ha ido licitando sucesivas compras de lotes de chalecos antibala, tanto internos -que se colocan bajo el uniforme, y que suelen ser personales- como externos -sobre el chaleco-.

Cuando están a punto de cumplirse cuatro años del inicio de ese plan para extender el uso de chalecos antibala, la Policía Nacional admite que aún un número importante de sus agentes no cuenta con esa prenda de protección.

Así lo ha podido comprobar ECD, en la documentación que la Dirección General de Policía pone a disposición de las empresas que quieran optar al contrato de suministro de “un mínimo de 4.200 chalecos antibala, anticuchillo y antipunzón de dotación individual, 1.000 chalecos (cantidad mínima) de uso externo y 200 placas balísticas”, con un presupuesto de 1.653.800 euros.

Faltan 27.500 chalecos

En la memoria de necesidad de este contrato (documento firmado el pasado mes de abril) se revela que la compra de esos más de cinco mil chalecos “pretende paliar el déficit de este tipo de material, ya que en la actualidad existe una carencia estimada de 27.500 chalecos aproximadamente para conseguir llegar a la completa dotación de todos los efectivos policiales”.

El pasado mes de marzo el Ministerio del Interior detalló, en respuesta a una pregunta parlamentaria del PSOE, que de las 82.045 plazas que componen en teoría la plantilla orgánica, existen 17.282 vacantes. Restando se llega a la cifra de 64.763 policías nacionales en abril.

Por tanto, los 27.500 chalecos que faltan representan el 42,46% del total de agentes de Policía. Es decir, que cuatro de cada diez efectivos del Cuerpo Nacional no cuentan con una de estas prendas de protección.

En diciembre se cumplirán cuatro años de la Circular de 23 de diciembre de 2014 de la Dirección Adjunta Operativa del Cuerpo Nacional de Policía, que establecía la obligatoriedad del uso del chaleco, lo que motivó iniciar el proceso de adquisión de más unidades.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?