Vivir

‘Bienvenido al club de fumadores’. La artimaña de hosteleros españoles para saltarse la ley antitabaco en bares y restaurantes

Cuando el ministerio de Sanidad anunció que a partir del 1 de enero de 2011 estaría prohibido fumar en cualquier establecimiento hostelero, muchos empresarios comenzaron a buscar soluciones. Asesorados por expertos, dieron con el remedio para evitar la censura del tabaco en sus locales: los denominados clubes de fumadores.

Durante los últimos meses, algunos empresarios del sector hostelero han estado preparando todo el papeleo para transformar sus locales en sedes de asociaciones privadas, donde el consumo de tabaco está permitido por la ley.

Sin embargo, los redactores de la Ley Antitabaco ya contaban con esta posibilidad y el Ministerio de Sanidad incluyó diversas restricciones para ponérselo difícil a los empresarios que opten por esta solución y evitar que estos locales se llenen de fumadores.

Entre las restricciones impuestas a estos clubes se encuentran, por ejemplo, el hecho de que no podrá haber camareros trabajando en su interior, ni servirse comida o bebida alguna. Pero hecha la ley, de nuevo, hecha la trampa.

Según adelantan a El Confidencial Digital empresarios de la hostelería, empeñados en burlar la norma, “hay un resquicio legal por el que es posible colarse”.

Se trata de que la propia asociación – obligatoriamente sin ánimo de lucro – otorgue una concesión a una empresa con licencia para vender bebidas alcohólicas para que pueda operar en una zona del local –eso sí, libre de humos-.

De esa manera, el local quedaría dividido entre la zona acondicionada como bar, y por otro lado, el salón que haría las veces de ‘club de fumadores’. La única prohibición es la presencia de menores en esa sala.

Cuando un fumador quiera entrar en este ‘club’, deberá rellenar una ficha de inscripción –“sólo necesaria una vez”, admiten estos empresarios-, en la que conste su Documento Nacional de Identidad.

El problema de los camareros –que no pueden acceder a estas salas- se podría solucionar “haciéndoles socios del club”.

De esta manera, seguirán sin poder servir alcohol en el interior de la sala, pero los clientes podrán adquirir sus bebidas e ingresar en la sala acondicionada como club de fumadores. Los camareros, al ser socios, podrán entrar a la sala para, por ejemplo, recoger los vasos.

 

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?