Vivir

Todos los detalles de la lujosa residencia del Real Madrid en Valdebebas: Casillas y Diego López, separados por 24 habitaciones

El Real Madrid ya ha estrenado su moderna residencia en Valdebebas, un edificio de 8.000 metros cuadrados en el que Carlo Ancelotti y sus chicos dormirán antes de los partidos en el Santiago Bernabéu. Atrás quedan las concentraciones en el Hotel Mirasierra Suites de la capital.

Los jugadores del primer equipo y el cuerpo técnico pasaron la primera noche en la residencia el pasado fin de semana. Ancelotti convocó a sus jugadores el sábado, tras el entrenamiento vespertino, un día antes de medirse al Athletic Club.

La idea original del club era estrenarla en la primera jornada, en la que el Madrid jugaba contra el Betis en el Bernabéu. Sin embargo, la mayoría de jugadores venía de estar concentrados con sus selecciones en el extranjero, por lo que Ancelotti prefirió que descansaran en casa con sus familias.

Con esta nueva residencia, el Madrid abandona las concentraciones en el Hotel Mirasierra Suites de la capital. Una imagen que se había convertido en habitual con José Mourinho.

8.000 metros cuadrados, 56 habitaciones y hasta cine

El edificio ha costado cerca de 18 millones de euros y está diseñado por el arquitecto español Antonio Lamela, que a su vez se encargó también de proyectar todo el complejo de Valdebebas, cuyo coste total es de 100 millones de euros.

La construcción de la residencia era parte de la tercera fase de construcción de la Ciudad Deportiva, la cual dio comienzo el pasado verano, aprovechando el parón vacacional. Tras un año de obras, la residencia ya está habitada y operativa.

La edificación, de dos plantas y de 8.000 metros cuadrados, será compartido por las plantillas del primer equipo de fútbol y el de baloncesto. Cuenta con un total de 56 habitaciones, todas ellas situadas en la segunda planta, la cual está habilitada únicamente para el alojamiento de los jugadores.

No obstante, los jugadores no utilizarán solo la residencia para las concentraciones. El edificio cuenta con un comedor con terraza y una cocina, ambos situados en la primera planta, los cuales ya han sido usados por los chicos de Ancelotti para desayunar y almorzar en numerosas ocasiones, e incluso cenar en la primera concentración.

En esta primera planta también existen numerosos espacios comunes, como salas de ocio con futbolines y videoconsolas, aulas de estudio para que los futbolistas aprendan idiomas, una sala de fisioterapia e incluso salones para que Ancelotti y su equipo puedan dar charlas a sus jugadores.

 

Dentro de las diferentes dependencias con las que cuenta la residencia, existe incluso un cine con capacidad para 46 personas. Todas las labores de mantenimiento son llevadas a cabo por Meliá Hoteles.

Casillas y Diego López, lo más lejos posible

Cada futbolista cuenta con su habitación personal con dormitorio, despacho, baño con hidromasaje y terraza. Unos ‘lofts’ repartidos según el dorsal de cada miembro de la plantilla. Así, Cristiano (7) tiene a su vera a Khedira (6) y a Benzema (9), ya que la habitación ‘8’ de Kaká ha quedado deshabitada. El recién llegado Gareth Bale (11) dormirá pared con pared con Marcelo (12), aunque al igual que a Cristiano, se ha quedado sin vecino por la salida de Özil, hasta ahora el número diez.

Lo más llamativo de este reparto es que Íker Casillas, con el dorsal uno, está separado 24 habitaciones de Diego López, su gran rival en la portería, que luce el dorsal 25.

La casa de Ancelotti

El primero en estrenar la residencia fue Carlo Ancelotti, que no dudó en instalarse en Valdebebas nada más llegar a Madrid el pasado 14 de julio. Aunque aún no estaba previsto que el edificio fuese alojado por ningún miembro del club, el técnico italiano vive desde entonces en la ‘suite’ que le corresponde, junto a su pareja, la española Marian.

La habitación de ‘Carletto’, de 90 metros cuadrados e ideal para dos personas, es ligeramente más amplia que las de sus futbolistas, al contar con una sala de reuniones y otro baño más. Lo que quizás no sepa Ancelotti es que fue diseñada, decorada y acondicionada por su predecesor, José Mourinho, que se marchó sin poder disfrutar de su obra.

Vea a continuación algunas imágenes de la residencia:

Feijóo acusa al PSOE de "montar un follón" con el impuesto de Patrimonio

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?