Vivir

Campaña de los hosteleros para convertir a Madrid en la capital Europea de las terrazas

Reclaman al ayuntamiento mantener las zonas al aire libre en plazas de aparcamiento y están dispuestos a pagar por la vía pública que ahora ocupan

Terrazas de Madrid en primavera.
photo_camera Terrazas de Madrid en primavera.

Las terrazas han sido las principales protagonistas del pasado año. Las restricciones por el Covid-19 llevaron a un crecimiento de estas, en un intento por parte de los hosteleros de recuperarse de las pérdidas. En Madrid se les permitió ocupar gratuitamente más espacio, llegando a extenderse a las zonas de aparcamiento, y se les eliminaron las tasas a pagar por las zonas al aire libre.

Esto se ha extendido también a 2021, y ahora se une a un objetivo más ambicioso: mejorar las terrazas para convertir a Madrid en la mejor ciudad europea en cuanto a ellas se refiere. Para ello quieren realizar una serie de mejoras y de implementaciones, para además, convertirlas en ecológicas y respetuosas con los vecinos de los establecimientos.

De cara al futuro se pronunciaba Juan José Blardony Arranz, Director General de Hostelería Madrid a Confidencial Digital: “Las terrazas van a ser un elemento muy importante en el sector”. De hecho teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, ya lo son, y en el 2021 el número de establecimientos que contaban con ellas creció un 27%.

Pero la idea de mejorar las terrazas no es algo que sea fruto de la pandemia: “Se han ido perfeccionando en Madrid a partir de la modificación de la ordenanza que hubo en el 2013, por la que se añadieron nuevos servicios: se añadió la climatización, vaporizadores, pasaron a poder tener distinto mobiliario, más acondicionado a las necesidades del cliente en cada barrio”.

El siguiente paso es ser ecológicas y buenas para el medio ambiente: “vamos hacia una terraza sostenible, respetuosa con el entorno, que utilice zonas de aparcamiento debido a la bajada del uso de los propios vehículos”. Cada vez serán más independientes de la parte interior de los bares y restaurantes: “estamos estudiando fórmulas para añadir servicios a esas terrazas, y que tengan materiales acústicos para atemperar la sonoridad”.

En este punto es muy importante la hora de cierre de estas: “Cerramos un acuerdo en 2017 con la Federación Regional de Vecinos de Madrid para los horarios de las terrazas en toda la comunidad, y con la llegada de las “terrazas Covid” se aumentó a las doce de la noche”.

Además quieren dotarlas de utilidad. Con la llegada de los coches eléctricos, también las terrazas quieren aportar su grano de arena: “Vamos a añadir puntos de recarga para los coches eléctricos”.

El objetivo es mejorar la ordenanza de terrazas y llevarlas al mejor nivel: “Queremos que las terrazas madrileñas sean un elemento competitivo para que podamos hacer las mejores terrazas de Europa, que sean un elemento característico de nuestra ciudad que nos añada atractivo turístico”.

 Esto se une a la denominación anterior de Madrid como Patrimonio Mundial de la UNESCO, en una serie de cambios que ayudarán a aumentar la afluencia de extranjeros que mejoren la situación de la hostelería de la capital. Actualmente hay unas 7000 terrazas repartidas entre los 19500 establecimientos registrados.

De estas 700 son en zonas de aparcamiento, lugares que los hosteleros están luchando por mantener para aumentar la capacidad de las zonas al aire libre: “Las terrazas van a tener un papel fundamental en el debate por el uso del entorno urbano. Actualmente no ocupan ni un 0,1% del total de superficie urbana, y la propia ordenanza establece la situación de las terrazas en aquellos espacios donde es lógico que se utilicen”.

Terremoto de cerca de 6 grados golpea Creta

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable