Vivir

Galicia adquiere diez drones antiincendios forestales más a pesar de las críticas de los bomberos

Los profesionales denuncian que son “inútiles” porque las personas conocen mejor el terreno y el comportamiento del fuego

Incendios forestales en Galicia
photo_cameraIncendios forestales en Galicia

La temporada de verano es una de las de máximo riesgo de incendios forestales, y una de las regiones más castigadas por este fenómeno es Galicia, donde la Xunta ha tomado ya medidas nuevas como la utilización de más drones.

El vídeo del día

Los PGE incluyen una inversión pública social histórica de 239.765 millones.

En su plan de prevención de incendios para este verano, la Xunta de Galicia ha incorporado diez drones más, que suman a los dos que ya tenía el año pasado, para utilizarlos en “tareas de vigilancia, investigación y apoyo a la extinción”, según la Consellería de Medio Rural.

Fuentes de la Consellería consultadas por Confidencial Digital explican que la principal estrategia de la Xunta para luchar contra el fuego pasa por buscar una anticipación a los incendios. Para ello, este año han optado por una inversión en tecnología.

Además del incremento del número de drones, cuentan con cámaras de video y térmicas de 360 grados con las que se puede controlar aproximadamente un 60% del territorio gallego.

Gastar dinero inútilmente

Sin embargo, el aumento en el número de drones es algo con lo que la Asociación de Bomberos y Bomberas Forestales de Galicia no está de acuerdo: “Entendemos que adquirir drones es gastar el dinero en un dispositivo que no vemos útil.”

Según la Asociación, es más eficaz tener cubiertas las casetas de vigilancia con gente que esté trabajando las 24 horas del día. Explican que, desde el punto de vigilancia, las personas que trabajan en estas casetas “tienen un conocimiento del terreno más amplio que el que te puede ofrecer un dron.”

Afirman que, en caso de incendio, una persona desde una caseta puede guiar perfectamente por las pistas hacia el punto exacto del fuego, mientras que un dron nunca va a conseguir eso ya que no se tiene una comunicación directa con la persona que está manejando el dispositivo.

Otras novedades tecnológicas

El incremento en el número de drones no ha sido el único cambio en el Plan de prevención y defensa contra los incendios de Galicia (Pladiga 2020).

La incorporación de tabletas constituye una de las novedades de este año, y con ellas los técnicos podrán disponer de imágenes actualizadas por satélite y realizar un análisis de la posible evolución del incendio. Además, se podrá observar la vegetación y la meteorología en cada momento.

Estas tabletas aportan también datos actualizados sobre los puntos de agua, las áreas protegidas, y la ubicación GPS de recursos asignados, entre otras capacidades.

El Pladiga 2020, que fue actualizado y aprobado por el gobierno gallego a finales de mayo pasado, supone además intervenir con acciones silvícolas sobre 46.000 hectáreas de terreno y casi 5.800 kilómetros de pistas forestales y otras vías de comunicación.

Cuenta con un presupuesto de 30,5 millones de euros, y contempla la construcción de 121 nuevos puntos de agua, y el mantenimiento de los más de 3.207 ya existentes. El plan incluye también un total de 360 motobombas, entre otros medios terrestres, y una treintena de medios aéreos, entre helicópteros y aviones.

El operativo antiincendios está integrado por más de 7.000 personas, contabilizando tanto los profesionales propios de la Xunta como los adscritos a otras administraciones local y del Estado.

Ralentización de los trabajos preventivos por el confinamiento

Como en los años anteriores, el plan de prevención de incendios incluye labores preventivas para evitar el fuego, si bien este año el confinamiento ha provocado una ralentización de estos trabajos por parte de los particulares.

Hasta el 10 de julio, los bomberos han estado trabajando en labores preventivas y de dinamización del territorio rural. Para ello, se utilizaron tractores alquilados por la Xunta y llevados por el servicio de extinción de incendios, además servicios de desbroces y limpieza de las pistas. Los bomberos se sitúan ahora en puntos altos de terreno y recorren el monte para vigilar los puntos de riesgo.

La Consellería de Medio Rural de Galicia amplió hasta el 16 de julio el plazo legal para la gestión de las franjas secundarias, que son aquellas que se encuentran más próximas a las viviendas. También ha aprobado una ampliación presupuestaria para la ejecución de iniciativas de movilización de tierras en las franjas secundarias de gestión de la biomasa hasta un total de 1,5 millones de euros. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable