La España Profunda

Blog

Rajoy evita dotar al Gobierno de más músculo político

La designación de Román Escolano como nuevo ministro de Economía, conocida esta miércoles, deja varios mensajes. Uno de ellos es la decisión del presidente de evitar dotar de mayor músculo político al Gobierno.

La cuestión es relevante porque coincide con un movimiento interno, auspiciado dentro del Partido Popular, que defendía otra estrategia: aprovechar el relevo de Luis de Guindos para conferir al Ejecutivo un perfil más político; acometer una reestructuración amplia del Gobierno para tomar impulso.

Y es que por más ovaciones que le dediquen los ‘populares’ a Mariano Rajoy, la última en el Senado, internamente hay bastante nerviosismo con el ascenso de Ciudadanos. Cargos y militantes no las tienen todas consigo y esperaban un revulsivo. La ocasión parecía propicia porque tampoco requería excesivos juegos malabares.

Pues va a ser que no.

El hasta ahora vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones es una opción puramente técnica. “Se sabe los temas”, uno de los requerimientos a los que aludió Rajoy hace una semana. Se mueve bien en Bruselas. Y se va a codear sin problemas con los principales líderes del Eurogrupo.

Alguien ha trazado un paralelismo con el nombramiento en su día de Alfonso Dastis como ministro de Exteriores. Era el embajador representante permanente de España en Bruselas y se conocía los entresijos de la diplomacia europea como nadie. Fue el elegido por delante de otras opciones más políticas.

Lo mismo ha sucedido ahora. En el partido lamentan la ocasión perdida y se fían –no les queda otra- al instinto del amado líder, que tantas veces desde 2004 ha resucitado al partido cuando parecía muerto y sepultado. Eso sí: el día que no acierte… será tarde.

Más en twitter: @javierfumero

Siguiente
Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo