La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Aficionados a repartir certificados de buena y mala conducta

El comentario de hoy va sobre esos aficionados a analizar la realidad y a opinar de todo
photo_camera El comentario de hoy va sobre esos aficionados a analizar la realidad y a opinar de todo

Lo primero que me sorprende es lo seguro que están de todo, lo claras que tienen las cosas. Pontifican con una contundencia que al final te hacen dudar: ¿me habré perdido algo? ¿Cómo es que ven la complejidad de la vida con tanta claridad? ¿Cuándo me quedé yo sin esa pedrada?

Sienten una pulsión incontrolable por dejarte claro su criterio. Les apasiona opinar de todo. Como si el mundo no fuera a seguir girando si sus comentarios brillantes y geniales no salieran a la luz. Nos estaríamos perdiendo algo esencial para nuestras vidas, concluyen, de ahí su vehemencia.

Son del género ‘todólogo’, al que me he referido alguna vez. Lo mismo te analizan el último enfrentamiento entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban, que sentencian sobre el gobierno frankestein, que te aclaran los pasajes más interesantes de la autobiografía de Woody Allen, que te pronostican cómo quedarán las elecciones americanas, que te recomiendan un bar de tapas muy de moda.

Te salen por cualquier registro. Su paleta de juicios es inabarcable. Son expertos 360 grados. Así que jamás los verás quedarse sin palabras: de todo saben, de todo opinan. Se atreven con listas de remedios, recomiendan libros o análisis del momento, estudios, informes, quién sube y quién baja…

Y de vez en cuando, para salpimentar bien todo lo anterior, la guinda del pastel: deslizan fragmentos de su vida privada. Un desayuno, un libro, un viaje inolvidable, un ratito de deporte, un rincón de ensueño, otro desayuno, otro libro, la última comprita, un diseño guay, otro viaje inolvidable…

Pero lo peor de todo, a mi modo de ver, es esa afición que tienen a repartir regularmente certificados de buena y mala conducta. Tú lo has hecho muy bien; lo tuyo da pena, jo tío. Este acierta, aquel es un desastre. Aquí un tipo ejemplar, por allí va un pobre desgraciado.

Con lo difícil que resulta ser clarividente

Más en twitter: @javierfumero

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?