La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

In-com-pe-ten-cia

La ministra de Igualdad, Irene Montero
photo_camera La ministra de Igualdad, Irene Montero

Lo digo así, deletreado. Despacito, para que se entienda bien: in-com-pe-ten-cia. Esa es la conclusión principal que se puede extraer de lo que acaba de suceder con la llamada ley del “sólo sí es sí” o, más propiamente, Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual. Resulta que después de toda la escandalera, la norma no garantiza en absoluto lo que persigue. Por mala praxis política.

A mi modo de ver, hay errores y errores. Y esta crisis gubernamental es de gran calado. Es difícil que no termine provocando un seísmo en este Ejecutivo. Para empezar, la ministra Irene Montero está quemada. Achicharrada, diría yo. A derecha e izquierda. Sólo un puñado de fanáticos pueden justificar lo que ha sucedido. No hay razones de ningún tipo que tapen el dislate que ha provocado una de las leyes centrales de esta legislatura.

Que elabores una normativa para cargar la mano contra los abusadores sexuales de mujeres y menores y provoques, por tu ineptitud e inoperancia, justamente lo contrario (que los depredadores logren por tu culpa aliviar sus penas) es inconcebible, indefendible, insoportable. No tiene un pase.

Porque hubo informes elaborados por expertos que lo advirtieron y fueron despreciados. Porque hubo juristas de reconocido prestigio, también de izquierdas, que alertaron de lo que podía pasar y fueron acusados de “machistas”. Pero es que, una vez consumado el patinazo, la salida de los autores del atropello ha sido atacar a los jueces. Es decir, más torpeza, más escándalo, más incompetencia y más hundimiento, en definitiva.

De algo así es difícil salir vivo. No es que los promotores se hayan dejado pelos en la gatera, es que ha sido el despelleje total y completo hasta quedar desnudo, vulnerables. Pienso que esto puede suponer el punto y aparte de Podemos. Y por cierto: da toda la razón a Yolanda Díaz. Con estos tipos no se puede ir ni a la esquina a tomar café.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?