La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

La magia de un gobierno de izquierdas: la luz sube sola

Factura de la luz de una compañía española.
photo_camera Factura de la luz de una compañía española.

He oído decir, y me parece bastante atinado, que antes los políticos no aguantaban un contraste de sus declaraciones con la hemeroteca de hace bastantes años, pero que ahora no salen airosos ni con declaraciones realizadas unos días antes. En estos tiempos, algunos no consideran un desdoro prometer imposibles, cambiar de principios como de chaqueta o renunciar a compromisos que anunciaron como irrevocables.

Fíjense lo que ha pasado con la escandalosa subida del recibo de la luz. Es asombroso. La noticia se conoció el pasado jueves: “El precio de la luz se dispara un 27% en el inicio de 2021 en plena ola de frío”. Atendiendo a los nuevos parámetros y con los datos de los primeros siete días del año, la factura eléctrica del usuario medio se va a situar sobre los 80,71 euros”.

Así están las cosas. Esos son los datos fríos, sin edulcorantes ni adjetivos calificativos. Y en Moncloa hay instalado desde hace un año un gobierno de coalición, liderado por dos partidos de izquierda: el PSOE de Pedro Sánchez y Unidas Podemos, de Pablo Iglesias.

Pues bien. Veamos qué sucedió años atrás en idénticas circunstancias:

-- Enero de 2017. Noticia: “El precio de la luz se dispara hoy en plena ola de frío”. Comentario difundido entonces por el hoy vicepresidente Pablo Iglesias: “Disparar la factura de la luz un día como hoy sólo demuestra la codicia de las eléctricas. Si el Gobierno lo consiente será cómplice”.

-- La todavía ministra Irene Montero, en esas mismas fechas: “¿Qué se os ocurre para luchar contra la pobreza energética durante la ola de frío? Subir el precio de la luz”.

-- Viejo lema de Unidas Podemos, publicado en su tuiter: “Bajaremos la factura de la luz poniendo firmes a las grandes eléctricas”. Debajo, un cartel del partido que dice: “¿Quieres que baje la factura de la luz? A ver si vas a ser de Unidas Podemos”.

-- Diciembre de 2017. El actual ministro de Consumo, Alberto Garzón: “Esta Navidad la luz tendrá un precio un 10% superior a la del año pasado. Miles de familias no podrán mantener sus casas a temperaturas adecuadas, lo que repercutirá gravemente en la salud de quienes menos tienen. Ningún gobierno decente debería tolerarlo”. Visto lo visto, un tuitero se preguntaba el viernes pasado: “¿Alguien sabe algo del ministro de Consumo?”.

-- Enero de 2018. Pedro Sánchez: “La subida de la luz del 8% prueba el fracaso de la reforma eléctrica de Rajoy, y alerta del riesgo de más gente sufriendo pobreza energética”.

¿Qué les ha parecido el ejercicio? El Gobierno progresista que centra su objetivo en la defensa de los más desfavorecidos ¿es cómplice de esta brutal subida de la luz? ¿Ahora no? ¿Por qué? ¿Cómo es posible que Sánchez e Iglesias luchen contra la pobreza energética y suban la luz? ¿Por qué antes había correlación entre estos dos conceptos y ahora parece que no?

¿PSOE y Podemos no han puesto firmes hasta ahora a las eléctricas porque no han podido o porque no han querido? ¿Les han dado algo esas compañías a cambio de la inacción y el silencio? ¿Montamos un tramabús que recorra las calles de España insinuando pactos ocultos de socialistas y podemitas con los poderosos del Ibex que logran campar a sus anchas atropellando a los ciudadanos?

¿Dónde se ha metido Garzón para explicar la indecencia de este gobierno al que pertenece por tolerar este brutal incremento? Después de un año de gobierno, de legislar a toda prisa sobre la educación y la eutanasia, por ejemplo, ¿dónde está esa eficaz reforma eléctrica que reclamaba hace tres años Pedro Sánchez? ¿Se le ha olvidado? ¿No le preocupa el sufrimiento de los españoles más necesitados que no podrán paliar el frío estos días en sus casas?

El Gobierno está en silencio. No ofrece respuestas. No se pronuncia. No se siente concernido. Es la magia de los Ejecutivos progresistas: cuando ellos gobiernan, la luz sube sola.

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes