Confidencialmente
José Apezarena
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Albert Rivera, aún no es tu hora

El anuncio de Mariano Rajoy de que no opta “por el momento” a la investidura, ha cogido con el pie cambiado a Pedro Sánchez, que se ha visto obligado a cambiar radicalmente sus planes para los próximos días.

El líder socialista se encontraba trabajando en la intervención que pensaba protagonizar durante el Pleno del Congreso cuando el todavía presidente defendiera su investidura. Y se trataba de un objetivo bastante fácil, porque se reducía a dinamitar, dialécticamente por supuesto, cualquier éxito del Gobierno y a descalificar a su titular. Al estilo de lo que aplicó en aquel debate a dos antes de las generales, que no le salió tan mal.

Esa programación ha quedado superada por los acontecimientos, y ahora Pedro Sánchez trabaja contra reloj (lo cual suele ser malo) en dos direcciones: primera, negociar a todo correr con los futuros socios, de cara a poder explicar al monarca, en las consultas de esta semana, que tiene mayoría suficiente para ser nominado e intentar la investidura.

El segundo afán se centra en preparar el discurso que deberá pronunciar en el Pleno del Congreso para defender la candidatura a la Presidencia, un texto que habrá de contener, con cierto detalle, su programa de Gobierno. Que a su vez necesita pactar antes con los futuros socios, y explicar previamente al Comité Federal de este fin de semana para que los barones le den el visto bueno.

Según se cuenta ahora, una de las derivas que protagoniza Sánchez como consecuencia del renuncio de Rajoy es un nuevo acercamiento a Ciudadanos, en la idea de ganar su voto y así ahorrarse tener que cortejar al incómodo y peligroso Pablo Iglesias, que tanto rechazo ha merecido en el socialismo.

¿Y qué piensa hacer Albert Rivera? Tal como se ha contado en algunos medios especializados, el líder de Ciudadanos ha escuchado de boca de los grandes empresarios del país (con los que, por supuesto, ha hablado, por mucho que le incomode reconocerlo) estos consejos:

-Albert, este no es tu momento. Lo tendrás más adelante por supuesto, pero esta no es tu hora.

-Tu papel hoy es contribuir a que tanto PP como PSOE rectifiquen los graves errores que ambos han cometido en esta legislatura. Tienes que obligarles a un cambio serio. Ese va a ser tu servicio a los intereses del país.

A la vista de tales consejos, puede deducirse en gran medida cuál va a ser la respuesta final de Albert Rivera a los cortejos de Pedro Sánchez. Incluyendo mediaciones cerca del Partido Popular, como ya hiciera cuando se negoció la presidencia del Congreso de los Diputados para Patxi López.

[email protected]

Twitter: @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable