Confidencialmente
José Apezarena
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Rajoy y la "agenda vasca" secreta

Una de las más duras críticas de fondo al Partido Popular, que le hicieron perder un alto número de apoyos y de votos, se produjo muy poco después de la victoria electoral de 2011. Y tuvo que ver con el problema vasco.

Varias debilidades en decisiones sobre los presos de ETA, la excarcelación de Bolinaga y otras actuaciones semejantes, junto con el olvido, cuando no menosprecio, de las asociaciones de víctimas, enajenaron a Mariano Rajoy y a su partido una elevada porción de simpatías. Ahí anduvo, entre otras causas, el origen de un partido como Vox, que ha intentado robar votos a los populares.

Ahora, Rajoy ha empezado a negociar con las fuerzas parlamentarias los apoyos para ser investido presidente. Y uno de los primeros partidos contactados es el PNV.

A propósito de lo que los nacionalistas pueden reclamar, como contrapartida por sus cinco escaños, se ha acuñado la expresión "agenda vasca", es decir el conjunto de contrapartidas que les interesa conseguir como fruto de las negociaciones.

En la presunta "agenda vasca" aparecen asuntos como la transferencia de competencias en materia penitenciaria (es decir, que las cárceles de ese territorio sean administradas desde la Lehendakaritza), el acercamiento de presos etarras... Y sobre todo, aunque eso no lo han explicitado con tanta claridad, que el final definitivo de ETA, con disolución de la banda y entrega de armas, sea protagonizado en primera línea, y capitalizado, por el Gobierno Vasco (el PNV), y no tanto por Madrid y el Gobierno de España.

Pero hay, además, un asunto especialmente delicado, que no figura como tal en esa famosa "agenda" pero que va ocultarse en la trastienda de las negociaciones de Rajoy con el PNV: la BBK, la entidad financiera nacida de la suma de las tres cajas de ahorros vascas.

Tal como se contó en estas páginas, el PNV (no el Gobierno Vasco) controla el 57% de la BBK y designa a 10 de los 15 miembros de su consejo. Una situación singular y excepcional, tolerada por el Banco de España, y que se mantiene con la permisividad del Gobierno. Y que Urkullu y demás dirigentes euskaldunes están muy interesados en garantizar de modo definitivo.

Estamos hablando de dinero. De mucho dinero. Eso sí que es "agenda vasca". Aunque nadie quiera hablar de ello.

Video-Comentario del dia Confidencialmente:

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?