Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

¿Va a pagar algo Podemos?

La concejal Rommy Arce, que fue quien encendió de inició los alborotos, con su tuit hablando de que el senegalés Mame Mbage era una “víctima del capitalismo”, o Juan Carlos Monedero, que se personó en Lavapiés para animar el cotarro, y todos los que azuzaron el descontento y la movilización, ¿pagarán algo por lo ocurrido? ¿Lo pagará Podemos?

El mensaje de Rommy Arce no tenía desperdicio. “Lucrecia Pérez, Samba Martine... hoy Mmame Mbage. Los ‘nadie’ víctimas de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras interiores y exteriores. El pecado de Mmame ser negro, pobre y sin papeles. Hermano, siempre estarás en nuestro recuerdo”.

El concejal de Economía y del distrito de Centro, Jorge García Castaño, defendió el tuit de su compañera de grupo, y dijo que el senegalés murió “víctima del capitalismo” y de “un Estado que no reconoce a las personas sin papeles”. 

Este edil, procedente de IU, añadió que en el barrio de Lavapiés viven numerosas personas de manera ilegal a causa de “un Estado que no reconoce a las personas sin papeles y que les obliga a la exclusión, a vivir en la economía sumergida”.

Juan Carlos Monedero fue de los primeros en culpar a la Policía y no dudó en dar su versión de los hechos: “Un inmigrante perseguido por la Policía. Cuánto dolor innecesario, ¿No basta la tragedia de ser inmigrante?”, escribió en Twitter.

El ex dirigente de Podemos se pasó toda la mañana del viernes en la plaza de Lavapiés, donde decenas de jóvenes senegaleses se habían concentrado, y acusó a la policía de los disturbios de la noche anterior.

La Asociación de Policía Municipal de Madrid (APMU) ha anunciado que tomará “medidas legales” contra Ramón Espinar, secretario general de Podemos en la Comunidad y su portavoz en el Senado, por un tuit en el que calificaba la muerte del mantero de un “fracaso como democracia”.

Le enviaron este comprometedor mensaje: “Señor Ramón Espinar, si hoy hay algún disturbio y herido por su culpa tomaremos medidas legales contra usted”.

Podemos ha estado, pues, en primera línea de lo ocurrido en Lavapiés, sosteniéndolo y animándolo. Encendiéndolo.

 

En su afán por hacerse con banderas, por encabezar cualquier iniciativa de protesta que surja, por colocarse a la cabeza de toda reivindicación aunque sea inventada, el partido de Pablo Iglesias ha dado muestra exacta de la desesperación que le corroe, tras ver que pierde pie, que las encuestas electorales le son cada vez menos favorables.

Y, a todo esto, la alcaldesa, Manuela Carmena, a por uvas.

Si los alborotos continúan, y como consecuencia de ello, hay heridos, ¿quién asumirá la responsabilidad? ¿Los concejales de Podemos?

¿Responderán con su dinero por los daños ocasionados estos días en tiendas y establecimientos bancarios, o por los destrozos de mobiliario urbano?

Nunca se había visto despropósito semejante. Que los concejales de un ayuntamiento dieran sin más por buena la versión de que su policía municipal había causado la muerte de una persona, sin preguntar a su propia policía, y se lanzaran, sin base alguna, a criticar, condenar y demonizarles. Fundamentando así incidentes y disturbios, con daños graves en personas y cosas.

¿Va a pagar algo Podemos?

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?