Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Que no nos engañe Pedro Sánchez

La situación dentro del PSOE resulta altamente volátil, como se diría si se tratase de un análisis de bolsa.

A propósito de Pedro Sánchez y de su intento de conseguir la investidura, las valoraciones son encontradas. Buen número de prohombres socialistas y de barones regionales se oponen a que lo logre mediante un pacto con Podemos. Pero, a la vez, la posibilidad cierta de que se convierta en presidente del Gobierno, les ha hecho enmudecer: ¡es que pueden llegar a gobernar! Y, ¿quién se resiste a una oportunidad así?

Algunos analistas sostienen que, con las reglas internas del PSOE, no existe procedimiento reglamentario para frenar al secretario general si se empecinara en llevar al Congreso la votación. En ese momento, nada le impediría convertirse en presidente con los votos de Pablo Iglesias. Pero en realidad sí podrían pararle: haciendo que diputados socialistas, por ejemplo andaluces, voten en contra de la investidura. Bloquearían, en efecto, ese temido Gobierno PSOE-Podemos, aunque el sistema resulta excesivamente traumático. Así que todo indica que no lo utilizarán.

¿Que preocupa ahora a barones y prohombres, tras dar por inevitable el pacto de gobierno con Podemos y fuerzas semejantes? Las concesiones que haya realizado o vaya a realizar el candidato para ganar esos votos. Por ejemplo, en aspectos como la unidad de España y el derecho de autodeterminación. Aunque no solo.

Por ello, para amarrar seguridades, el plenario del día 30 planteará a Pedro Sánchez que no pacte nada con nadie sin obtener antes el plácet expreso de los órganos federales del partido. Le van a exigir máxima claridad. No están dispuestos a que el secretario general firme acuerdos secretos con partidos como Esquerra, PNV, Podemos y demás asociados.

No quieren, en fin, que Pedro Sánchez les engañe ocultando las verdaderas concesiones. Incluyendo promesas, no para ahora, sino para cumplir pasado un tiempo. Imaginemos, por ejemplo, que, a cambio de su voto, garantice a Esquerra que dentro de un año les permitirá reiniciar el proceso independentista en Cataluña.

Lo que les pone nerviosos es la incógnita de si Sánchez, tercamente dispuesto a cualquier cosa por convertirse en presidente del Gobierno, de verdad les contará todo o no.

[email protected]

Twitter: @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable