Confidencialmente

Blog

¡Franceses, no nos deis lecciones!

Emmanuel Macron.
photo_camera Emmanuel Macron.

Francia siempre ha sido un vecino incomodo, cuando no ingrato. No es preciso remontarse a las invasiones napoleónicas. Más recientemente ha acumulado bastantes agravios. Como la posición impresentable de Giscard d’Estaign poniendo serias pegas a la entrada de España en la Unión Europea.

Y más aún, la doloroso tiempo en que nuestros vecinos hacían la vista gorda con ETA, hasta el punto de convertir el país en “santuario”, refugio donde los pistoleros se ponían a salvo. Al final, las cosas cambiaron, es verdad, pero durante muchos años los franceses se comportaron poco menos que como cómplices del terrorismo vasco.

Muchas veces han intentado situarse en posiciones de superioridad, mirándonos desde arriba, con aire protector y de perdonavidas, incluso dándonos consejos y lecciones.

Pero desde mi punto de vista, Francia tiene bastante poco que enseñarnos. No solo atendiendo a la historia, sino también ahora, contemporáneamente.

Por eso, no puedo menos que lamentar la carta de 52 diputados franceses, publicada en Le Journal de Dimanche, protestando contra la “represión” ejercida sobre “los independentistas catalanes”.

Los parlamentarios galos acusaron a la democracia española, y a nuestras instituciones, de atentar contra las libertades y los derechos fundamente, de represoras, y de adoptar medidas arbitrarias.

¿Alguna reacción firme desde el Gobierno español? De ninguna manera. ¿Una protesta formal? Por supuesto que no. ¿Una declaraciones, una nota, un comunicado, un desmentido? En absoluto.

Es lo que pasa cuando un Ejecutivo ha vendido su alma, su conciencia y su dignidad, porque su continuidad depende precisamente del voto de los independentistas.

Y he de elogiar la iniciativa de 150 parlamentarios españoles (66 diputados, 70 senadores y  12 eurodiputados) enviando una carta a la prensa francesa, a Le Monde, en la que muestran su indignación por acusaciones “graves e infundadas”.

Reiteran a sus colegas que la calidad de la democracia española es tan elevada como la francesa, y así lo atestiguan organizaciones internacionales como Freedom House, que en su ultimo rapport sobre la libertad en el mundo (2019) otorga a España una de las notas más altas.

A continuación, la carta le da un “repaso” a la crecidita Francia.

España –dice- cuenta con uno de los sistemas más descentralizados del mundo, con el poder repartido entre las instituciones centrales y las automicas, a diferencia de Francia, donde existe un modelo centralizado.

Los independentistas catalanes no han sido juzgados por sus opiniones, sino porque han atentado contra las leyes fundamentales y violado los derechos y libertad de millones de españoles, y singularmente de ciudadanos de Cataluña. El Tribunal Supremo no les juzga por ser partidarios de la independencia –un debate que es libre en nuestro país- sino por violar las leyes y la Constitución.

El fiscal del Supremo ha concluido que los acusados han cometido delito de rebelión, y ha solicitado penas de prisión elevadas porque se ha probado el uso de la violencia, en el contexto de una estrategia planificada para romper el orden constitucional, incluyendo un referéndum illegal y una declaración unilateral de independencia.

Y aquí viene otro mensaje a sus colegas franceses: si los nacionalistas de Córcega, que tienen mayoría en las instituciones de la isla, organizaran un referéndum ilegal sobre la independencia, y proclamaran unilateralmente la independencia en contra de la Constitución, cuyo primer artículo declara “indivisible” la República, los tribunales franceses y todas sus instituciones reaccionarían con la misma firmeza en defensa de las reglas democráticas, la Constitución y la unidad de Francia.

La carta concluye: “Si alguna vez eso se produjera, estaríamos al lado de Francia para defender su democracia y su Constitución, con la misma convicción con que defendemos nuestra Constitución y la unidad de nuestro país”.

Enhorabuena a los parlamentarios españoles por la reacción protagonizada. Echo en falta que otros más se sumen, e incluso un cierre de filas en los medios y en la opinión pública y publicada de España.

Y sensación de vergüenza por la actuación de nuestro Gobierno.

Y lo dicho, de Francia, lecciones, ninguna.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable