Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

A Joaquín Leguina se la suda

Isabel Díaz Ayuso, en un acto con Joaquín Leguina y Nicolás Redondo.
COMUNIDAD DE MADRID
19/4/2021
photo_camera Isabel Díaz Ayuso, en un acto con Joaquín Leguina y Nicolás Redondo. COMUNIDAD DE MADRID 19/4/2021

“Me la suda”. Con tan castiza expresión reaccionó Joaquín Leguina al anuncio de que la dirección del partido iba a abrirle un expediente disciplinario que puede acabar en su expulsión del PSOE.

El que fuera presidente de la Comunidad de Madrid entre 1983 y 1995 añadió: “Cuando se marche ‘ese’, volveré al partido”. ‘Ese’ señala al actual líder socialista, Pedro Sánchez, de cuya actuación política y decisiones ha discrepado en público muchas veces.

El expediente se le ha abierto bajo la acusación de haber criticado a Sánchez durante la campaña de la Comunidad de Madrid, y de apoyar en público a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso. Es decir, de "menoscabar el prestigio y la imagen pública de los órganos colegiados del partido y de sus miembros".

El texto recoge palabras del ex presidente en campaña, como su afirmación, a propósito de la papeleta electoral: "Me lo estoy pensando, pero no voy a votar a Sánchez", argumentando que "está destruyendo" el partido.

Se le acusa ahora de haber incumplido la prohibición de "petición de voto públicamente para otras formaciones políticas" en unas elecciones en las que concurría una candidatura socialista.

En una entrevista en La Razón, llegó a afirmar que Ayuso era "la opción menos mala", aunque tras las elecciones aseguró que no había votado a la candidata del PP porque él es "socialdemócrata".

Los estatutos del PSOE establecen que cualquier militante puede ser sancionado si "expresa públicamente sus opiniones en términos irresponsables o con deslealtad al partido o a sus afiliados y afiliadas". La Ejecutiva Federal considera que Leguina ha incurrido en "conductas calificadas como faltas graves y muy graves".

Además de cometer una "ofensa personal grave" a Pedro Sánchez, al "menoscabar el prestigio y la imagen pública", considera que ha hecho comentarios "opuestos a la línea política del partido".

Leguina se enfrenta a unas sanciones que oscilan, desde la suspensión de la condición de afiliado durante más de dos meses, hasta la expulsión definitiva. Y su intención es judicializar el caso, si le despojan de la militancia.

Joaquín Leguina, que insiste en calificarse socialdemócrata, ha discrepado profundamente de las políticas de Pedro Sánchez, al igual que ocurre con otros destacados socialistas, uno de ellos el fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba

No te puedes meter, siendo del PSOE, en la cama con los separatistas catalanes, con los proetarras de Bildu y meter en el Gobierno a tipos como Iglesias, que es lo contrario al PSOE”, ha declarado.

Los demás callan, pero él lo expresa en público. Porque “se la suda”. Y porque no ha renunciado a sus principios, a los que se mantiene leal.

A propósito de lealtades, me ha venido a la memoria algo que cuento en mi libro “Los periodistas del pisotón. La epopeya de Europa Press”.

La agencia difundió las cuentas del Ayuntamiento de Madrid, y Leguina, concejal de Hacienda entonces, habló de intoxicación, acusando a Europa Press de “agencia antisocialista”. Esta replicó calificando esas manifestaciones de “típicamente fascistas”, a lo que el concejal replicó: “Yo toda la vida he sido un rojo… y me moriré siendo así”.

Siendo ya presidente de la Comunidad, la periodista de Europa Press Carmen del Riego, que cubría la información local y estaba siguiendo la enfermedad de Tierno Galván, acordó con él llamarle cada cierto tiempo para tener noticias de primera mano y no hacerse eco de rumores. El 18 de enero de 1985, desde la redacción le llamaron para preguntar por su estado, y Leguina contestó con la verdad: “Acaba de morir”. Europa Press dio la primicia.

En las horas siguientes, durante una reunión de dirigentes socialistas, alguien arremetió contra quien ‘filtró’ la noticia de la muerte. Y Leguina no se escondió. Le cortó, diciendo públicamente: “He sido yo”.

editor@elconfidencialdigital.com

Más en Twitter

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?