Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¡Atención. Diputados trabajando!

Rajoy se ha propuesto tener listos los Presupuestos del Estado antes de que llegue un nuevo Gobierno. Los aprobará el Consejo de Ministros en la última reunión de julio, la víspera de irse de vacaciones, y a continuación comenzará el trámite parlamentario.

Tan madrugador objetivo requiere que el debate en el Congreso se inicie en el mes de agosto, lo que, por tanto, obligará a sus señorías a trabajar en plena canícula.

Los socialistas han protestado ante la urgencia del Gobierno por tramitar los presupuestos en verano, y la vicepresidenta y el ministro de Hacienda les han llamado vagos por no querer trabajar en agosto.

Sostienen los socialistas que el Gobierno no puede redactarlos en el final de la legislatura, puesto que son las cuentas para un ejercicio que administrará un nuevo equipo gubernamental, pero la realidad es que la Constitución exige que se presenten antes de que acabe septiembre. Algo que en 2011 incumplió el ínclito Zapatero, que abandonó La Moncloa sin dejar Presupuestos. No se han olvidado de echárselo en cara Sáenz de Santamaría y Montoro: ella habló de "espantada" de ZP, el ministro afirmó que el entonces presidente "salió por pies".

A las quejas de la oposición de que se van a quedar sin vacaciones, la vice respondió al portavoz Hernando: "No creo que a los diputados les importe trabajar mucho cuando se trata de hacerlo para buscar empleo a los españoles ".

Y a eso voy yo, a lo de trabajar. Al margen de que existan o no intereses espurios por parte del Gobierno con la aceleración de los Presupuestos, pienso que la escena de los señores diputados laborando en mitad del verano, mala no es. Antes al contrario, puede ayudar a destruir el consenso nacional que sostiene que sus señorías pegan muy poco palo al agua.

A los españoles no les pasan inadvertidas las largas vacaciones de que gozan en este país los parlamentarios, muy por encima de la media nacional por supuesto. Y tampoco olvidan la tremenda y bastante habitual imagen del salón de plenos con los escaños lastimosamente vacíos.

Así que, el espectáculo de los diputados trabajando en agosto hasta puede ser positivo. Digo yo.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·