Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Cataluña, golpe de estado a cámara lenta

La frase la ha pronunciado Alfonso Guerra. En Cataluña se está dando un golpe de estado a cámara lenta.

El otrora todopoderoso vicesecretario general del PSOE y vicepresidente del Gobierno se ha expresado habitualmente con claridad en estas materias. Por lo que se le escucha, lo tiene claro, sobre todo a la hora de hacer declaraciones. Porque cosa distinta ha sido su actuación cuando presidió la Comisión Constitucional del Congreso, donde, por disciplina de partido, chalaneó en unas cuantas ocasiones. Pero es de agradecer que al menos de palabra se muestre rotundo.

La afirmación de Alfonso Guerra de que Artur Mas está articulando un golpe de estado podría parecer exagerada, pero en mi opinión no lo es. Es exactamente lo que pretenden, aunque menos por las bravas que lo protagonizado por Lluis Companys.

Algunos líderes independentistas afirman, en efecto, que el proceso hacia la independencia pretende ser pacífico y legal. Que no nos intenten engañar. Lo primero no cabe, porque la decisión de romper con España es todo menos pacífica. Más bien resulta agresiva. Por cierto, hasta en las formas, según quién de esos personajes hable.

Y, desde luego, de legal no tiene nada. No solamente porque se quebrante el sistema básico de nuestras leyes, sino porque, con enorme frescura, han proclamado que no acatarán ninguna decisión externa a ellos que contradiga sus propósitos, Tribunal Constitucional incluido.

Guerra califica de "sinrazón" y de "despropósito" la actitud de quienes se asustan por la reacción frente al desafío separatista, pero no por la violación constitucional que se quiere perpetrar. Y lo mismo respecto a quienes consideran exagerado "que se puedan aplicar los preceptos de la Constitución a quien pretende romperla".

Para el ex dirigente socialista, el artículo 155 de la Carta Magna, que permite intervenir en una autonomía y obligarle a cumplir la ley, es una vía "sensata" a tener en cuenta.

Cierto es que conviene proceder con cuidado, inteligencia y sentido común, pero a la vez con fortaleza. Si estamos ante un golpe de estado encubierto, las medidas para remediarlo no son las cataplasmas.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·