Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Felipe VI también corre riesgos

La atención política se traslada ahora al Palacio de La Zarzuela, con motivo de la ronda de consultas que mantendrá Felipe VI para la designación de un candidato a presidente del Gobierno.

Tras las elecciones del 20-D, la vez anterior, que fue el estreno del rey en esa tarea constitucional, derivó, de entrada, en una situación problemática porque el líder del principal partido, Mariano Rajoy, rehusó la nominación.

Se abrió una situación insólita, que fue preciso cerrar recurriendo a realizar el encargo al representante del segundo partido, Pedro Sánchez, entre otras cosas para que comenzara a correr el plazo de los dos meses antes de recurrir a una nueva convocatoria electoral.

No sucederá así esta vez. El presidente del PP ya ha revelado su intención de someterse a la investidura, incluso en el caso de que solamente cuente con sus 137 diputados. Aunque todo hace indicar que, en segunda votación, sumará también los 32 de Ciudadanos y que se producirán las abstenciones necesarias.

Se supone que esa información le será facilitada con veracidad al monarca por los representantes de los partidos. Pero, aunque no ocurra así, Felipe VI no tendrá más remedio que tomar una decisión.

Y no está de más apuntar que, en todo esto, el rey no se reduce a una instancia mecánica o un mecanismo prefijado. No es un autómata. Tiene que optar. Y ha de poner en juego la inteligencia, la capacidad de análisis, la deducción, el sentido común y la prudencia, a la hora de la decisión de formular el encargo a uno de los candidatos.

Igual que ocurriera con la anterior investidura, en La Zarzuela son conscientes de que, en alguna medida, Felipe VI también "se la juega" con todos estos movimientos. Que, si son exitosos, le reportarán alguna ventaja, pero que, si resultan un fracaso, igualmente penalizarán su imagen y ejecutoria. Porque interesa visualizar que el rey "sirve para algo" y en su caso "resuelve problemas" cuando los hay.

Ya se ha dicho que uno de los principales desafíos del actual monarca consiste en mostrar a los españoles que la monarquía es útil al país.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·