Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

De Messi a la infanta Cristina

Leo Messi, la estrella del Barça, compareció ayer en la Audiencia de Barcelona, en el juicio por delito fiscal contra él y su padre, Jorge Horacio Messi. Están acusados de defraudar 4,1 millones de euros en las declaraciones de IRPF del jugador durante los años 2007, 2008 y 2009, por ocultar los ingresos por derechos de imagen.

La Abogacía del Estado acusa de tres delitos fiscales a padre e hijo, mientras que la Fiscalía solamente actúa contra el primero, por estimar que el segundo no estaba al corriente de lo que pasó.

Durante el interrogatorio, Messi se quitó de encima cualquier responsabilidad, con el argumento de que no sabía cómo se organizaban sus derechos de imagen y de que todo lo hizo su padre. "Firmaba porque confío en mi papá. Yo me dedicaba al fútbol", argumentó.

A la pregunta de si no tuvo alguna sospecha de que podrían estar incumpliendo las obligaciones con Hacienda, respondió: "No sé nada de eso; nunca me interesé, sinceramente".

A la espera de conocer el desenlace del pleito, no puedo dejar de establecer algunos paralelismos con el caso de la infanta Cristina y los negocios de su marido, Iñaki Urdangarín. La hermana del rey se encuentra procesada como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales y se enfrenta a una petición de ocho años de cárcel.

El auto de la Audiencia de Palma que le procesó argumentaba, entre otras cosas, que Cristina de Borbón, "de manera innegable e inobjetable", se benefició del dinero de Aizoon, y añadía que “de alguna manera ha podido contribuir a la defraudación, ya de modo activo como omisivo”. Pregunto: ¿no repasó ni firmo las declaraciones de la Renta?

No es que yo desee que se condene a Messi, por supuesto. Pero parece no haber duda de que se benefició del presunto fraude y de que, si no ha habido acción por su parte, sí ha existido omisión.

El jugador afirma que no sabía lo que se estaba practicando y que se fiaba absolutamente de su padre. Es decir, los mismos razonamientos que en su día esgrimió Cristina de Borbón, en este caso respecto de su marido.

Veremos en que acaban ambos casos.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·