Miércoles 17/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

“Vi el cañón y detrás a la persona que me disparó en la boca”

La frase del titular ha sido pronunciada ayer por José Ramón Recalde, ex exconsejero de Educación y Justicia del Gobierno vasco, durante el juicio contra los etarras protagonistas del atentado que casi le costó la vida.

Los juzgados eran Óscar Celarain, autor de los disparos; Andoni Otegi y Juan Carlos Vesance, que le ayudaron en la fuga; y Javier García Gaztelu, alias Txapote, como inductor, puesto que entonces era responsable de los comandos militares de ETA. Para cada uno de ellos pide 19 años de prisión.

Traigo a colación el juicio y la historia de Recalde porque se nos empiezan a olvidar unas cuantas cosas, bastante terribles. Y a lo mejor se deberían recordar un poco más. También para que no sufra la justicia. Y por el recuerdo que se merecen las víctimas y tanto años de sufrimiento colectivo.

Era septiembre del año 2000. Según su relato, Recalde llegaba a casa en coche junto a su mujer, María Teresa Castells. Ella se había agachado a recoger unas cosas que se le cayeron en el asiento del copiloto y entonces escuchó un estampido. “¿Qué ha sido eso?”, preguntó. “Ha sido un disparo, y me han dado a mí”, respondió Recalde, quien a continuación le pidió que llamara una ambulancia.

“Abrí la puerta del coche y al incorporarme vi la circunferencia del cañón de una pistola y detrás a la persona que me disparó en la cara”. Así escenifica el ex consejero el momento del atentado. Tardó 545 días en sanar de las heridas sufridas.

Según el etarra Vesance, Celarain realizó un único disparo y no remató a Recalde porque se trataba de su primera acción terrorista y “estaba nervioso”.

Repito que lo traigo a colación porque me parece demasiado pronto para olvidar cosas tan terribles como esa. Porque existe el riesgo de que algunos piensen que en realidad nunca pasó nada. Pero pasó. Y quienes estaban detrás no pueden eludir así como así sus responsabilidades.

 

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·