Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Cuando hablan los ex presidentes del Gobierno

Es frecuente que personas que han sido presidentes de algo, por ejemplo del Gobierno, pero también de comunidades autónomas, e incluso en empresas, corporaciones y entidades privadas, sigan siendo llamados "presidente" después de haber dejado el cargo.

Ocurre, claramente, en el caso de los anteriores jefes de Gobierno, es decir, de Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, a quienes las personas de su entorno, pero también muchos otros, incluidos políticos y periodistas, les siguen titulando "presidente" cuando se dirigen a ellos.

Y puede comprenderse porque, a pesar de haber abandonado La Moncloa, estos personajes siguen rodeados de una cierta aureola. Si no nacida de la admiración por la gestión realizada, que en eso hay todos los gustos y opiniones, sí al menos porque ocuparon un puesto de relevancia, prestaron algún servicio a España, y por supuesto estuvieron al tanto de los grandes secretos del país.

Por eso mismo, a los ex se les mira de una forma especial y se les escucha.

En efecto, la singular experiencia de los ex presidentes del Gobierno, junto con ese cierto prestigio que se les otorga por parte de la generalidad de la ciudadanía, provocan que su ejecutoria posterior, sus acciones, pero sobre todo sus opiniones, sean recibidas de una forma especial. Provocan un impacto mayor de lo que parecería lógico.

Y eso es algo que, incluso a su pesar, nunca deberían olvidar quienes ocuparon tan privilegiado puesto. Entre otras cosas, para no defraudar y para no causar daño innecesariamente. Pero también, en lo posible, para ayudar y construir.

Incluso sería exigible a todos ellos que, en momentos de zozobra, de conmoción nacional, de grave demanda ciudadana, aportaran, con sus actuaciones, gestos y palabras, argumentos y razones para contribuir a afrontar y solucionar tales desafíos singulares.

Es lo que ha hecho Felipe González con la carta que acaba de publicar acerca de la amenaza soberanista en Cataluña. Una iniciativa que aplaudo. Y que, aprovechando el eco que ha merecido, tal vez tendría que verse secundada por los otros dos ex. Mal no vendría, desde luego.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·