Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

No habrá piedad para Iñaki Urdangarín

Luis Roldán se convirtió en el personaje más reprobado de España, al menos desde el punto de vista oficial, es decir, para las autoridades.

Social y políticamente, su caso era paradigmático. Paradigmático para mal: nada menos que un director general de la Guardia Civil juzgado por delitos económicos y condenado a pena de cárcel.

Un enorme escándalo de corrupción, que causó enorme daño al partido entonces en el poder, el PSOE.

Para muchos observadores, con Roldán se quiso hacer un escarmiento, por así decirlo, 'ejemplar'. Esa fue la impresión que produjo su reclusión durante diez largos años, de 1995 a 2005, en la prisión de Brieva, en Ávila. Parecía una feroz venganza, a la vista de las condiciones en que vivió ese tiempo.

Luis Roldán se vio confinado en una cárcel de mujeres, donde por ese motivo permaneció aislado del resto, en soledad, utilizando para él solo un módulo carcelario. A ello había que añadir que se trata de un establecimiento poco modernizado, con instalaciones antiguas, y en el que el frío es protagonista destacado.

Precisamente en esa cárcel, la de Brieva, se ha fijado Instituciones Penitenciarias como posible destino de Iñaki Urdangarín si es condenado por el 'caso Nóos'.

Hoy sigue siendo un establecimiento para mujeres, y el módulo que utilizó Roldán se encuentra vacío, por lo que, en caso de ir finalmente destinado allí, tendría que vivir en soledad como el ex director de la Guardia Civil. Y con frío.

Se han manejado otras dos prisiones. La de Zaballa (Vitoria), que se encuentra cerca del domicilio familiar de los Urdangarín, ha sido descartada ante la posibilidad de que las competencias penitenciarias sean transferidas al Gobierno Vasco. La otra es Alcázar de San Juan, con dependencias mucho más actualizadas y modernas.

La opción de Brieva se explica, parece, por motivos de seguridad del propio ex duque de Palma, quien no tendría que convivir con presos peligrosos para su integridad. Aunque existe el inconveniente de cómo justificar la reapertura del módulo para él solo. Y de cómo explicar políticamente un presunto trato de favor, que en realidad no es tal porque la soledad y el aislamiento resultan muy crueles. Que se lo pregunten a Luis Roldán.

Si al final acaba en Brieva, mi conclusión es que le van a tratar tan mal como al que mandó en la Guardia Civil. Es mi conclusión.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·