Lunes 21/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Los príncipes y sus ‘altibajos’

"Solo hay altibajos". Y la frase ha provocado un terremoto. Me refiero al comentario sobre la relación entre los príncipes de Asturias, puesto además en boca de "La Zarzuela".

La interpretación que se ha hecho del término 'altibajos' merecería un profundo análisis sociológico, y hasta psicológico, porque en realidad ha sido entendido por muchos como: "distancias", "diferencias", "problemas", "crisis" y hasta, ¿por qué no?, "ruptura".

Que entre Felipe de Borbón y Letizia Ortiz ha habido altibajos podría ser una obviedad, porque tal circunstancia se produce en cualquier tipo de relación humana, profesional, familiar, intelectual, deportiva... Si encima esa relación acumula ya diez años, mucho más.

Por qué se está hablando ahora de tal cuestión. Porque en las meses pasados trascendió que algunas actividades de la princesa, de tipo privado, estaban causando problemas a La Zarzuela.

Fue sobre todo a mediados del año pasado, cuando Letizia se afanó en encontrar un espacio vital propio al margen de las obligaciones institucionales, y protagonizó algunas salidas en solitario, viajó a Nueva York, acudió a un concierto en Benidorm...

Esa actividad trascendió a los medios y mereció alguna crítica, lo cual no sentó muy bien en La Zarzuela y preocupó al príncipe.

Al final del verano, se habló con tranquilidad y franqueza con la princesa, se le explicó el problema y, por lo visto, lo ha asumido.

La realidad es que desde entonces no se tienen noticias de esas actividades privadas, y, al contrario, en numerosas ocasiones los príncipes han salido juntos, en grupo o en solitario. Además, externamente se les ha visto unidos, cómplices...

Me parece que, conociendo la personalidad de Letizia, no faltarán en el futuro algunos otros altibajos. Pero también pienso que no irá mucho más allá. Ambos son personas sensatas y responsables.

Letizia sabe cuál es su condición, cuáles son sus obligaciones, y está dispuesta a cumplirlas. A eso se añade que el príncipe Felipe conoce bien a su esposa. Y hasta en ocasiones ha asumido y comprendido esos impulsos por lograr un ámbito completamente suyo.

La existencia de 'altibajos' constituye una circunstancia en principio menor, y que, como mucho, atañe a los protagonistas, en este caso los príncipes. Lo relevante es el cumplimiento de sus obligaciones. Y eso está asegurado. Lo demás...

 

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·