Viernes 19/01/2018. Actualizado 01:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Otra tontuna de Manuela Carmena

Manuela Carmena se ha hecho famosa por declaraciones incomprensibles y por lanzar propuestas descabelladas, como aquello de las madres limpiando los colegios, la recogida de colillas en la calle, etc.

Lo problemático, sin embargo, son los hechos, no las ocurrencias. Porque las decisiones tienen consecuencias directas e inmediatas en la vida de los ciudadanos, en muchas ocasiones perjudiciales. Como aquella orden de cerrar Madrid a la entrada de automóviles, por ejemplo. Por no hablar de subidas del IBI, de baches y de suciedad en la vía pública.

Quiere referirme a una de las últimas tontunas de la alcaldesa: la modificación del curso de agua en el río Manzanares, con el sinsorgo argumento de que hay que devolverlo a su situación “natural”.

He pasado este fin de semana por Madrid Río y me he encontrado un panorama desolador. Como resultado de la decisión de eliminar compuertas y diques, el nivel del agua se encuentra varios metros por debajo de lo que hasta hace poco se veía, con lo que han aparecido en el cauce barros negros, cañas sucias, islotes mostrencos… Un espectáculo penoso.

El cauce del Manzanares ha quedado convertido en un lodazal insano, que incluso podría acabar en amenaza para la salud de niños y mayores. Aquello es un adefesio. Ahora, Madrid Río da pena.

Espero y deseo que tal arranque no tenga nada que ver con el hecho de que ese paraje es un proyecto diseñado y ejecutado cuando gobernaba Alberto Ruiz Gallardón. Que no exista la intención oculta de destrozar algo que ha sido una de las buenas realizaciones de la derecha.

¿Y con qué motivo se ha llevado a cabo tamaño despropósito? Con el infantil y acrítico argumento del naturalismo. Un planteamiento iluso y elemental que, llevado a sus últimas consecuencias, tendría que obligarnos a vivir, no en casas, que son “artificiales” al haber sido construidas por la mano del hombre, sino en cuevas, que son “naturales”. Y, como no estaría tolerado cazar, a alimentarnos de raíces. En fin.

Apelando a ese naturalismo, ¿eliminamos, por ejemplo, el soterramiento de la M-30 realizado por Gallardón y volvemos a poner el tráfico en la superficie?

¿Alguien ha visto en las grandes ciudades de Europa, París, Berlín, Viena, Roma… sus ríos con apenas agua, mostrando islotes insanos, barro y matojos, como lo que ahora ha aparecido en el Manzanares? 

Y para que no faltara atropello, con tan original medida la alcaldesa ha dejado a la federación de remo sin su canal de entrenamiento, sin el único tramo de cuatrocientos metros de longitud existente en el que podían practicar.

Lo que pasa es que, cuando castigan al ciudadano, ya no son tan tontunas. Son más bien atropellos gratuitos.

 editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·