Jueves 18/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

A Rajoy le perseguirá el plasma y sus primos hermanos

Una de las intervenciones de Mariano Rajoy durante el debate sobre el estado de la Nación de la semana pasada fue bastante significativa. Me refiero al siguiente reproche que le lanzó a Pedro Sánchez (en dos tiempos) desde la tribuna:

-- “Señor Sánchez, ¿tiene usted alguna propuesta? En lugar de estar preocupado por lo que dicen los periódicos, debiera usted preocuparse por el interés de los españoles”. “Usted piensa más en el señor [Pablo] Iglesias que en los problemas de España. Usted es el secretario general del PSOE. Debería tener más nivel en sus intervenciones”.

¿Qué les parece? Como digo, a mi me parece bastante revelador. Porque detrás de estas palabras se encuentra una de las claves de bóveda de la actuación del presidente del Gobierno durante los tres años que lleva en Moncloa.

Rajoy es conscientemente un gobernante atípico. Repudia el show de los medios. Jamás lo verán hablando con Jorge Javier Vázquez en ‘Sálvame’. Prefiere pasar a la historia como un gris gestor que dedica todos sus esfuerzos a velar en la sombra por el bien de un país... a los minutos de gloria que regalan las cámaras y los micrófonos.

Hace mucho tiempo que optó por el perfil bajo, por la sobriedad. Más bien soso, ajeno a los focos, apenas deja espacio a la fantasía. Llegó a Moncloa con una lánguida fachada de previsibilidad y de ahí no hay quien le mueva.

Tan es así que parece legítimo pensar que, si pudiera, Rajoy evitaría incluso los debates sobre el estado de la Nación y las mismas sesiones de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Lo suyo es arreglar el país y todo lo demás (comisiones, comparecencias, ruedas de prensa) son enredos innecesarios.

Todo esto explica el plasma y sus primos hermanos, ese rechazo a todo lo que tenga que ver con el cuidado de la opinión pública.

Aunque se arriesgue a que ese ‘mutis por el foro’ se interprete como una falta de respeto, un desplante, una afrenta a la ciudadanía que lo eligió. Aunque pueda estar labrándose un currículum de presidente lejano, frío y quizás, tan eficaz como inhumano.

Veremos.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·