Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El embarazo de Susana como oportunidad

El otro día me pareció leer que España se convertirá en el año 2040 en el país del mundo con una población más envejecida. Los problemas llegarán cuando empiecen a jubilarse en masa los ‘babyboomers’.

Es decir, que en nuestro país nacen pocos niños. Es lo que sucede cuando se promueve una visión negativa de la maternidad. Tener hijos es un lastre, una carga, un contravalor. Una gestante no es un activo sino un problema.

Así resulta difícil convencer a los empresarios, por ejemplo, de que las embarazadas no son un pasivo para sus negocios.

A esta conclusión han llegado en Estados Unidos el Departamento de Justicia y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano. Estas instituciones han dado a conocer una investigación para denunciar casos de discriminación contra mujeres a las que se les han negado préstamos hipotecarios tras quedarse embarazadas.

Se trata de sucesos reales. Un ejemplo. La compañía FirstBank Mortgage Partners acordó conceder un crédito a un matrimonio para su nueva casa de Virginia. Todo estaba listo para la mudanza: los justificantes en regla, los papeles firmados, los muebles empaquetados... hasta que la compañía se enteró de que la mujer estaba esperando un bebé. Entonces, cambió de opinión y, de forma unilateral, decidió denegarle el préstamo.

La pareja, padres de dos hijos, presentó una queja por discriminación ante el citado Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés). El acuerdo de conciliación se ha resuelto finalmente a favor de la familia. El banco ha tenido que hacer frente a una multa de 35.000 dólares. No es mucho dinero pero al menos supone un aviso a navegantes.

Los 173 casos investigados por las autoridades norteamericanas desde 2010 siguen un patrón muy parecido: “En cuanto los prestamistas oyen la palabra ‘embarazo’ o ‘baja por maternidad’ se cierran en banda”, ha explicado Bryan Greene, secretario general del HUD. “Y aunque muchas mujeres tienen pensado volver al trabajo, los prestamistas no les preguntan; presumen que no volverán”.

Han sido multados varios bancos y aseguradoras, como el Bank of America, PNC Mortgage, Cornerstone Mortgage o MGIC.

Susana Díaz tiene una oportunidad estupenda en estos momentos para aportar su granito de arena en España y combatir esta lacra. Parece sensata. Seguro que sabrá aprovecharla.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·