Miércoles 17/01/2018. Actualizado 13:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Los silencios de Ana Botella

El hecho tiene su mérito, hay que reconocerlo. El trago más duro fue cuando se percató de que en su partido no la querían para cuatro años más. Ella quería perpetuarse, se veía con opciones pero se encontró con un vacío total.

Entonces, se resistió lo que pudo y hasta diseñó algún golpe de efecto para invertir las encuestas: anunció que eliminaría la tasa de basuras y que rebajaría este 2015 el impuesto sobre bienes inmuebles.

Sin embargo, constató que todo era en vano. No tenía prácticamente ningún aliado en quien apoyarse.

En ese momento, tomó una decisión. Cuando comprobó que la suerte estaba echada, no hubo que empujarla; todo lo contrario: el 9 de septiembre anunció por sorpresa que lo dejaba.

De hecho, en el PP asombró tanta celeridad. No se entendió la prisa por anunciar un adiós que podía haberse proclamado más tarde. No gustó porque generó algún que otro problema: abrió demasiado pronto un debate innecesario, provocó bastante incertidumbre, batallas en la sombra y movimientos subterráneos…

Así y con todo, el tiempo ha dado la razón a Ana Botella.

Fue ventilar a los cuatro vientos su marcha y cesar los ataques contra su gestión como alcaldesa de Madrid. Casi como por ensalmo, llegó la calma. Tras dar el paso, logró los meses más plácidos desde que llegó al Palacio de Cibeles para tomar el testigo que le dejó Alberto Ruiz Gallardón.

Durante este tiempo, apenas se la ha visto protagonizar polémica alguna.

Ni una pulla a quienes le cortaron las alas de su carrera política. Ni tras la designación de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes se la ha visto decir una palabra más alta que otra. Ni una alusión a la polémica del ático de Ignacio González. Ni un mal gesto hacia María Dolores de Cospedal, ni un exabrupto contra Mariano Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría. Nada. Calma chicha.

Como decía aquel, hay silencios que resultan elocuentes.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·