Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

Se activaron todos los protocolos de seguridad

Alerta máxima en Zarzuela por la entrada de un coche incontrolado: el rey estuvo custodiado en su residencia

El vehículo estaba siendo perseguido por la policía, se saltó el control de Valdemarín y su ocupante se internó en el monte. Movilizada la Guardia Real y un helicóptero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Acceso de Valdemarín al recinto del Palacio de la Zarzuela. Un coche llega a toda velocidad y se salta el control que tiene allí la Guardia Real. Uno o varios hombres (aún no se sabía), al parecer armados, salen del interior del vehículo y se pierden por el recinto, a campo abierto. Se produce una alerta máxima en el personal de seguridad de la Casa del Rey. El incidente ocurrió en la tarde noche de ayer, lunes.

Vista aérea del Palacio de la Zarzuela, en el Monte de El Pardo (Google). Vista aérea del Palacio de la Zarzuela, en el Monte de El Pardo (Google).

El Confidencial Digital ha podido confirmar, por distintas fuentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que a última hora de la tarde se desató una alerta máxima por una posible amenaza contra la residencia del rey, en terrenos de La Zarzuela.

Y también que el rey Felipe VI, lo mismo que su familia, fueron objeto, en su casa de La Zarzuela, de un especial despliegue de protección para garantizar su seguridad.

Por el control de Valdemarín

El recinto real, situado en el Monte de El Pardo, al noroeste de Madrid, cuenta con varios accesos. El principal es el de Somontes, el más conocido, porque es por donde suelen entrar las visitas institucionales.

En este caso el incidente se produjo en el acceso de Valdemarín, situado más al sur, en el lujoso barrio madrileño del mismo nombre y cerca del Hipódromo de la Zarzuela.

Según las fuentes policiales consultadas por ECDun coche entró por este acceso y se saltó el control que los servicios de seguridad de la Casa del Rey tienen allí desplegados.

De acuerdo con los datos recabados, del coche salieron uno o varios individuos (entonces se habló de entre uno y cuatro según distintas fuentes) que abandonaron el vehículo y se internaron a pie en el recinto de Zarzuela.

Guardia Real, policías, guardias civiles y un helicóptero

Los miembros del dispositivo de seguridad de la Casa del Rey dieron la voz de alarma. De inmediato se activó una alerta máxima, y todos los medios disponibles se volcaron en intentar dar caza al o lo los intrusos.

También se accionaron unas barreras físicas que bloquean todos los accesos al recinto, y los efectivos de la Guardia Real se armaron con fusiles de asalto.

Se movilizó a la Guardia Real, la unidad militar inter ejércitos encargada precisamente de la custodia y seguridad en el Palacio de la Zarzuela y en los reales sitios, y también participaron en la búsqueda la Policía Nacional y la Guardia Civil. Incluso un helicóptero despegó para registrar desde el aire los terrenos del Monte de El Pardo que están dentro del recinto de Zarzuela.

El rey, custodiado en su residencia

Mientras unos efectivos se centraban en localizar a los intrusos, se activó el protocolo fijado para garantizar la seguridad del rey.

Felipe VI había recibido a las 17:00 en el Palacio de la Zarzuela a una representación de miembros de la Academias Iberoamericanas participantes en el “I Encuentro Iberoamericano de Academias de Ciencias Morales y Políticas y de Ciencias Económicas”.

El protocolo de seguridad es materia altamente reservada, pero las fuentes de las Fuerzas de Seguridad consultadas por El Confidencial Digital explican que durante el incidente el rey permaneció en su residencia, en el llamado Pabellón del Príncipe, situado a algo más de un kilómetro de distancia del propio Palacio de la Zarzuela, en el que transcurre la vida cotidiana de don Felipe, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

La alerta provocó que la familia real estuviese custodiada de forma especial ante la posible amenaza que existía en ese momento.

Personal escoltados por fuerzas de seguridad

En cuanto al personal que trabaja en las distintas dependencias y unidades de la Casa de Rey, en el Palacio de La Zarzuela, tras varias horas de espera para ver si se solucionaba el incidente, pudieron salir del recinto pero lo hicieron escoltados por fuerzas de seguridad.

A medida que avanzaba la tarde, el tiempo corría en contra de los guardias reales, policías nacionales y guardias civiles que se habían desplegado por el monte de El Pardo para localizar a los intrusos, ya que caía la noche y con ello se dificultaba encontrarlos.

Una persecución policial

Fuentes solventes consultadas por El Confidencial Digital relataron que la entrada en el recinto de La Zarzuela se produjo cuando un vehículo era perseguido por la Policía. El coche circuló por la carretera de La Coruña, se desvió hacia Valdemarín, y en su huida no se percató de que iba hacia el control de acceso a La Zarzuela, que se saltó, y continuó circulando, hasta que abandonaron el vehículo a pie.

A última hora de la noche no se había podido confirmar la identidad de los inesperados intrusos, pero algunas fuentes policiales apuntaban que podría tratarse de delincuentes comunes: una banda de ladrones que estaría cometiendo robos en esa lujosa zona de Madrid, y que al huir tras algún golpe, perseguidos por la Policía, penetraron sin saberlo en el recinto de seguridad de La Zarzuela.

Al cierre de esta edición El Confidencial Digital no había podido conocer más detalles de este grave incidente de seguridad ocurrido en el recinto del Palacio de la Zarzuela, ni si los individuos habían sido localizados. A esa hora, no había noticia de que hubieran sido detenidos.

Este martes 17 por la mañana, fuentes próximas a Zarzuela concretaban que en el coche viajaba un individuo, presuntamente portugués, y delincuente común. Añadían que a media mañana la normalidad era total dentro del recinto de La Zarzuela.

Durante horas se desconoció si el ocupante del vehículo había sido detenido: pero a mediodía se confirmó que las Fuerzas de Seguridad ya le habían arrestado.

Poco después del fallecimiento del jefe de Seguridad

El incidente se ha producido en un período de transición en el Servicio de Seguridad de la Casa del Rey, y en un momento de luto.

La semana pasada falleció José María Corona Barriuso, coronel de la Guardia Civil que estaba al mando de ese Servicio de Seguridad. Había accedido a ese puesto de responsabilidad en 2014, cuando don Felipe le nombró al ser proclamado rey, tras años de servicio con él como príncipe. El rey asistió a los honras fúnebres por el coronel Barriuso.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·