Imprimir

Nadia Calviño ha investigado a Margarita Delgado para que la crisis del Popular no explote en el Banco de España

Confidencial Digital | 06 de agosto de 2018

El nombramiento de Margarita Delgado como subgobernadora del Banco de España ha sido más complejo de lo que ha trascendido. A pesar del consenso que reunía su perfil en los ámbitos políticos y financieros, Moncloa reclamó al Ministerio de Economía que se tomaran todas las precauciones para evitar un nuevo caso Bankia en el supervisor.

Delgado, cuyo nombre para ocupar el puesto de gobernadora o subgobernadora llevaba tiempo sonando (incluso desde que Fernando Restoy decidió dejar el cargo de número dos del Banco de España en julio de 2016), ocupaba hasta ahora el cargo de directora general adjunta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS).

En su elección ha influido el hecho de que se conoce a la perfección el funcionamiento del Banco de España, donde trabajó desde 1988 hasta 2014, año en el que accedió al Banco Central Europeo (BCE). Entonces era directora del departamento de inspección.

Sin embargo, fuentes de la cúpula económica del Gobierno admiten a Confidencial Digital que han surgido dudas en Moncloa y en el Ministerio de Economía con este nombramiento por el pasado de Delgado en el Banco de España y su vínculo al Banco Popular.

La vinculación de Delgado con el Popular

En 2011 hubo cambios en la supervisión del Banco de España y Margarita Delgado fue nombrada coordinadora ejecutiva del departamento de Inspección III, que se encargaba de las entidades medianas y pequeñas, por debajo del director del departamento, del director adjunto y del director general de Supervisión.

Entre esas entidades estaba Popular, cuyo responsable directo era un jefe de grupo que, jerárquicamente, se encontraba por debajo de Delgado. Así, era jefa de los inspectores que supervisaban el Popular en el momento en el que el banco suspendió los tests de estrés y evidenció sus problemas de solvencia.

En el año 2012, la consultora Oliver Wymann realizó un test de estrés a la banca encargado por las autoridades europeas para cuantificar el rescate de España que concluyó que, en un escenario adverso, Popular tendría unas necesidades de capital de 3.223 millones de euros.

No fue el peor parado, en cualquier caso, pues cuatro entidades adivinaban un horizonte más desfavorable: Banco de Valencia (3.462 millones de euros), NCG Banco (7.176 millones), Catalunya Banc (10.825 millones) y Bankia (24.743 millones).

En aquel momento, la coordinadora ejecutiva del departamento en el que trabajaban los inspectores del Banco de España en Popular era, precisamente, Margarita Delgado.

La inspección en la entidad no detectó este déficit de solvencia o, si lo hizo, sus conclusiones no llegaron a la cúpula del supervisor. El aumento de capital de 2012, que ahora se pone en entredicho en el marco del proceso judicial, fue cubierto con exceso de demanda de unos 2.000 millones.

Delgado fue nombrada directora de Inspección del Banco de España, responsable de la supervisión de las antiguas cajas de ahorros, en abril de 2013. Desde febrero de 2014, Delgado ha ocupado el cargo de directora general adjunta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS).

Moncloa no quiere un nuevo caso Bankia

Según las fuentes consultadas por ECD, Delgado se ha convertido, con el apoyo decisivo de la ministra Nadia Calviño, en la primera subgobernadora en la historia del Banco de España. Javier Alonso, número dos de la institución hasta la semana pasada, presentó su renuncia tras año y medio en el puesto.

Pero antes del nombramiento, Moncloa y Economía se han querido asegurar de que esta designación no desatará un nuevo escándalo en el Banco de España, como el que explotó a raíz del caso Bankia, y que tuvo como consecuencia una importante pérdida de credibilidad y prestigio para el organismo.

En 2016, la publicación de los correos internos del regulador provocó siete imputaciones de cargos altos e intermedios del Banco de España con cierta responsabilidad y grado de intervención en la crisis de Bankia.

Se ha descartado cualquier asunto sensible

Ahora, la nueva subgobernadora fue coordinadora ejecutiva del grupo que supervisaba Popular en los años que realizó la primera gran ampliación -2012- y en los que surgen serias discrepancias sobre su contabilidad.

Por ello, después de un intenso debate entre el Banco de España, el Ministerio de Economía y responsables del Palacio de La Moncloa, Margarita Delgado fue la elegida para el cargo.

Una decisión que se tomó, según confirman a ECD fuentes conocedoras de la situación, tras constatar en diversos informes y archivos internos que la nueva subgobernadora no tuvo responsabilidad concreta en la supervisión de ninguna entidad, pese a que controlase a los jefes de grupo de la inspección de los bancos, incluido el Popular. Se descartaba también, por tanto, cualquier riesgo de un nuevo caso Bankia.

Se defiende también que el Banco Popular, en todo caso, se comprometió a subsanar estas necesidades de capital por sí mismo, sin recurrir a ayudas públicas, a diferencia del resto de entidades suspendidas.

Para ello, lanzó una ampliación de capital en noviembre de 2012 con el objetivo de levantar 2.500 millones de euros, el mismo importe que cuatro años después se vio obligado a pedir de nuevo a los accionistas. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/dinero/nadia-calvino-ha-investigado-margarita-delgado-crisis-popular-explote-banco-espana/20180803133128114600.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97