Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Son unidades de segunda mano

La Armada opta a la compra de helicópteros no tripulados de la U.S.Navy

Los Fire Scout pueden operar desde fragatas en movimiento y están diseñados para misiones de vigilancia marítima

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Armada española podría tener en un futuro próximo helicópteros no tripulados. Se trata de una opción de compra de unidades de segunda mano de la U.S.Navy, que acaba de adquirir el nuevo modelo ‘C’ del Fire Scout. Serían en total 3 unidades y estarían destinadas a operar desde las fragatas F-100.


Mecánicos de la U.S.Navy ponen a prueba un Fire Scout a bordo del buque USS Freedom . Mecánicos de la U.S.Navy ponen a prueba un Fire Scout a bordo del buque USS Freedom .

Las aeronaves no tripuladas son una de las prioridades estratégicas para el futuro de las Fuerzas Armadas españolas. Y lo son también para la Armada. La Undécima Escuadrilla, responsable de operar las unidades pilotadas de forma remota, continúa su puesta a punto para lograr la plena operatividad de sus efectivos y de las unidades ScanEagle –próximamente llegarán las cuatro nuevas unidades-.

El siguiente paso, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes militares conocedoras del proyecto, podría ser la llegada a la Undécima Escuadrilla de tres unidades Fire Scout MQ-8B. Se trata de un helicóptero no tripulado con un peso que supera la tonelada. Está diseñado para operaciones de vigilancia y detección de objetivos de guerra,  y se utilizarían desde las fragatas F-100. Tienen opción de ir artillados.

Las tres unidades provendrían de la U.S.Navy, que actualmente tiene 28 unidades en funcionamiento del modelo ‘B’. El Pentágono acaba de anunciar la compra de 10 nuevos Fire Scout de una versión superior, la ‘C’, con mayor autonomía y sistemas electrónicos más avanzados que la versión predecesora.

Estados Unidos está intentando colocar algunos de los aparatos remanentes del modelo ‘MQ-8B’, y en ese proceso se han producido los contactos con la Armada. Sin embargo, el principal escollo en estos momentos –según las voces consultadas- sería el precio: podría ascender a 100 millones de euros por el paquete de tres aparatos.

Un coste “difícilmente asumible” actualmente para la Armada, pero que aún no es definitivo y podría disminuir en caso de avanzar las negociaciones.

En el precio de la oferta no estarían incluidas las centrales de dirección, es decir el sistema informático para pilotar los helicópteros desde los buques de la Armada.

Vea en el siguiente vídeo cómo opera el Fire Scout MQ-8B:


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··