Lunes 23/07/2018. Actualizado 12:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Sentencia del Tribunal Militar Central

Condenado un militar que permitió la sustracción de mil litros de aceite para cazas de la base aérea de Zaragoza

El sargento dejó que otro compañero se llevara barriles llenos de Turbonycoil 3516, que se utiliza en turbinas de avión y es especialmente preciado para el reciclaje

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un sargento del Ejército del Aire ha sido condenado a un mes y un día de arresto por permitir la salida de cerca de 1.000 litros de aceite especial para turbinas de aviones de la Base Aérea de Zaragoza. Se lo llevó otro sargento, que admitió que quería darle un “uso particular”.


Puesto de control de entrada de la base aérea de Zaragoza. Puesto de control de entrada de la base aérea de Zaragoza.

En enero de 2013, el sargento se llevó de los almacenes de la Sección de Combustibles de la Agrupación de la Base Aérea de Zaragoza un total de 933 litros de aceite especial para aviones. En concreto, cuatro bidones de 200 litros y siete latas de 19 litros cada una.

La sustancia que contenían era Turbonycoil 3516, conocida por su código OTAN como O-133. Un aceite mineral especialmente diseñado para las turbinas de aviones, que se utiliza para la conservación de motores en mantenimiento o durante el almacenamiento de los aviones.

Esos bidones habían sido previamente declarados de baja –ya utilizados-, por lo que un Sargento Primero de dicha sección autorizó su salida. Sin embargo, lo hizo sin tener en cuenta –u obviando- que se trata de un material tóxico con unas normas de tratamiento de residuos muy estrictas.

Según indican fuentes militares consultadas por ECD, se trata de un material que puede resultar muy valioso en el mercado del reciclaje, aunque no está probado que ese fuera el destino que quería darle el sargento, quien confesó que lo quería para “uso particular”.

Los hechos llegaron por el conducto reglamentario hasta el Jefe del Estado Mayor del Aire, quien confirmó la resolución sancionadora. El sargento primero interpuso un recurso contencioso-disciplinario militar ordinario.

Finalmente el Tribunal Militar Central no ha tomado en cuenta las alegaciones del sargento, confirmando la condena de un mes que le había sido impuesta.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··