Jueves 18/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La competencia de EEUU y Rusia dificulta la venta de los Leopard a Arabia Saudí. Una comisión árabe se desplazó a Sevilla para conocer de cerca el blindado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A finales del mes de noviembre, Defensa hizo de anfitrión de la I Comisión Mixta hispano-saudí. Los árabes visitaron a empresas del sector armamentístico nacional, entre ellas, la factoría sevillana donde se ensambla en carro de combate Leopardo, en el que se han mostrado interesados. Pero Rusia y Estados Unidos siguen maniobrando para torpedear la venta.

Las negociaciones del Ministerio de Defensa para vender carros de combate Leopardo a Arabia Saudí. Según fuentes del sector, será un proceso lento y complejo, pero los contactos entre ambos países siguen su curso.

Los pasados 23 y 24 de noviembre, la I Comisión Mixta hispano-saudí –formada por oficiales del ejército árabe y presidido por el general Abdulaziz Alhudaithi- visitó España para realizar una ‘tournée’ por las principales empresas del sector armamentístico nacional, como Navantia en Ferrol y EADS en Sevilla.

Una visita que se producía apenas tres semanas después de la del príncipe árabe Jaled Bin Sultan, que mantuvo audiencias con el rey Juan Carlos, José Luis Rodríguez Zapatero y Carme Chacón, con la venta de 200 carros Leopard 2E españoles –más formación y mantenimiento- como telón de fondo.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes de la secretaría de Estado de Defensa, los árabes vinieron a España “muy interesados en ver de cerca los Leopard españoles”. Y Defensa cumplió sus deseos con una visita a la fábrica de Santa Barbara Sistemas en Sevilla, en cuya planta se ensamblan los Leopardo.

Allí, según confirman fuentes militares a ECD, pudieron ver de cerca el blindado, tanto en su proceso de integración como en su aspecto final tras el ensamblaje. “Lo conocieron por dentro y por fuera” aseguran estas fuentes, que añaden que los árabes se fueron satisfechos de la visita.

En Defensa piden ‘cautela’

Las voces militares a las que ha tenido acceso este confidencial se han mostrado cautelosas a la hora de valorar la visita saudí y las posibilidades de firmar este contrato, cifrado en unos 3.000 millones de euros.

Según indican, el negocio “no está ni mucho menos cerrado”. Además, otras fuentes del sector consultadas por ECD han asegurado que tanto Rusia como Estados Unidos plantearán una dura competencia en el proceso.

“Rusia lleva años maniobrando para cerrar una venta de 150 carros T-90 a Arabia Saudí, pero no se lo están poniendo fácil” confiesan. En 2007, el rey Abdullah visitó el Kremlin y se reunió con Putin para firmar diversos acuerdos de cooperación en materia atómica y armamentística.

De allí salió un preacuerdo para la compra de 150 tanques de origen ruso, de los que sólo se han entregado unas pocas unidades de prueba. La firma del contrato final de adquisición nunca ha llegado.

Por otra parte, también destacan los movimientos del Departamento de Defensa estadounidense y del presidente Barak Obama tras cerrar el mayor acuerdo de venta de armas de la historia, por valor de 60.000 millones de dólares.

Otra de las aspiraciones norteamericanas, fuera de este ‘macrocontrato’, sería ‘colocar’ una nueva serie de M1A2S Abrams, el modelo configurado especialmente para Arabia Saudí. La Royal Force ya tiene 315 unidades de este blindado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··