Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Un informe interno del Ejército de Tierra alerta sobre el envejecimiento de los suboficiales respecto a tropa. Advierte del riesgo de senilidad prematura

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un documento interno del ejército de tierra señala que en la última década se ha producido un envejecimiento generalizado en la escala de suboficiales como consecuencia en gran medida de la entrada en vigor de la Ley General Militar de 1999. También alerta sobre la posibilidad de un nuevo incremento si se produjesen altas tasas de fracaso escolar en la academia de suboficiales.

El documento al que ha tenido acceso El Confidencial Digital se titula “El futuro de la profesionalización y envejecimiento del personal en el ejército de tierra” y está elaborado por la SUBDIVA-IV-65 del Mando de Adiestramiento y Doctrina.

En el informe se advierte sobre un incremento de edad que podría ser todavía mayor ya que: “La aplicación de la LCM (Ley de la Carrera Militar) en la futura enseñanza de los Suboficiales puede aumentar el periodo de formación de tres años en caso de producirse tasas de fracaso escolar fruto de la formación y nivel cultural previa de los alumnos. De producirse la edad de egreso aumentará.”

Hace 10 años, la edad media de un sargento del ejército español era de 23 años. Hoy en día, gracias a la profesionalización de los empleos, la edad media de estos suboficiales asciende a los 33 años.

La Ley General Militar de 1999 estableció la promoción interna como forma de acceso a los centro de formación de suboficiales. En la actualidad, un 80% de las plazas están reservadas a la promoción interna, mientras que el 20% restante de las plazas estarían reservadas a aspirantes civiles con una edad máxima de 26 años.

El informe señala que la edad media con la que un suboficial abandonaría la academia sería de 30 años “en el mejor de los casos” y se prevé que el ascenso a Brigada se produzca en torno a los 43 años. Aunque reconoce que las edades medias podrían reducirse en un año gracias al porcentaje de plazas reservadas a la acceso externo.

Por otro lado, también apunta que la población de los cabos primero está más envejecida que la de los sargentos con edades promedio de 35 y 33 años respectivamente.

Para evitar que dicha tendencia continúe, el documento propone aumentar las plazas de acceso directo, pero reconoce que: “choca actualmente con lo dispuesto en la Ley de Tropa y Marinería y en la propia LCM.”

Recomienda, entre otras cosas, que “las medidas que pueden adoptarse desde la organización están aquellas que pretendan la promoción de conductas saludables, la adopción de medidas preventivas de enfermedades y promover actividades para favorecer el retraso del declive cognitivo” ya que “disponer de personal con buena salud física y mental repercutirá directamente en un mejor desempeño del trabajo”.

El estudio reflexiona en su parte final sobre la idoneidad función-edad en relación a los empleos de la tropa y los suboficiales. Sostiene que “el adulto de mediana edad (40-59 años) es capaz de desarrollar mecanismos y conductas compensatorias que le hacen funcionar con una eficacia laboral general óptima” tal y como ya reflejaban estudios anteriores elaborados por el MADOC.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··