Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Afecta a 17.000 empleados

Abengoa salva el pago de las nóminas hasta después del verano

El abono a la plantilla había quedado en suspenso por la falta de liquidez a partir de abril. La entrada de los 1.140 millones prometidos por los fondos alivian temporalmente la situación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El abono de las nóminas a los 17.000 empleados de Abengoa había quedado en suspenso por la falta de liquidez de la empresa. La plantilla no tenía garantías de que los pagos fueran a ser regulares a partir del mes de abril. Pero la reciente entrada de dinero de los fondos relaja temporalmente esta tensión.

Abengoa. Abengoa.

Abengoa se encuentra todavía en estado crítico desde que, en agosto de 2015, se declarara su insolvencia. Tras el acuerdo de la refinanciación en agosto de 2016, en noviembre se aprobó el canje de deuda por capital, así como el ingreso de dinero fresco para salvar la crisis.

En diciembre, la entrada en concurso de acreedores de la filial en México, Abemex, generó desconfianza entre los fondos de inversión. Algunos daban por muerto el acuerdo de rescate. En efecto, hizo descarrilar el calendario, que ponía como fecha final el pasado 28 de febrero.

Pero la semana pasada, los fondos que se habían comprometido a inyectar 1.140 millones de euros dieron luz verde a liberar el dinero, pese a esos problemas en México.

Nóminas garantizadas hasta después del verano

De esta manera, Abengoa garantiza a sus actuales 17.000 empleados el correcto cobro de las nóminas desde el mes de abril a septiembre de este año, según confirman a El Confidencial Digital fuentes internas de la compañía. Calcula un gasto en salarios de unos 100 millones al mes, solo en nóminas dejando al margen las pagas extra.

La empresa se enfrentaba ahora, sin el respaldo de la banca, a la necesidad de obtener esa liquidez, también para saldar las deudas atrasadas con proveedores. A finales de marzo, se avecinaba de nuevo una fuerte tensión de tesorería.

Hasta ahora, la compañía ha conseguido ir saldando sus obligaciones con la plantilla, salvo demoras puntuales, como ocurrió con la extra de Navidad de 2015, o las nóminas de febrero y de julio del año pasado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··