Viernes 19/01/2018. Actualizado 01:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Artimaña para ahorrar en las facturas en la cuesta de enero

Advertencia a los consumidores: Bajar la potencia de luz contratada puede salir muy caro

Si un cliente reduce en exceso la tarifa, las compañías eléctricas pueden cobrar hasta 300 euros por la vuelta atrás

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los usuarios están solicitando masivamente a las eléctricas que les bajen la potencia contratada en sus hogares y empresas para ahorrar en las facturas de la luz. Pero hay que asegurarse que se reduce la energía en su justa medida. En caso contrario, la artimaña puede salir por alrededor de 300 euros.

Factura de la luz. Factura de la luz.

Tal y cómo se contó en ECD la semana pasada, las principales eléctricas españolas están recibiendo, en los últimos días, peticiones masivas para modificar los contratos.

La razón: la mayoría de los clientes tienen más potencia instalada en sus hogares y empresas de la que realmente necesitan y eso les penaliza en la factura eléctrica, especialmente con la escalada del precio de la luz experimentada en los últimos años.

Esta situación se produce, explican, porque desde el incremento del precio de la luz que entró en vigor en agosto, los usuarios no puedan esquivar la subida reduciendo el consumo.

Las nuevas tarifas bajan el precio de la energía utilizada, pero aumentan la parte fija, que por tanto no depende del consumo del usuario.

Cuidado al bajar la potencia

Pero expertos en el sector eléctrico consultados por El Confidencial Digital advierten que si la potencia tras la modificación del contrato se quedase por debajo de la necesaria, la reparación para que los aparatos que van a estar conectados a la vez en una instalación concreta pudieran funcionar podría alcanzar los 300 euros.

Por ello, es conveniente no equivocarse al realizar la medición antes de cambiarse de tarifa.

Una misma situación similar se podría dar, explican, si con la estabilización de los precios de la luz, el cliente decidiese con el tiempo volver a aumentar la potencia que tiene contratada en su hogar o negocio.

Controlar la demanda eléctrica

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) es un dispositivo que tiene como finalidad controlar que la demanda de la potencia de los aparatos conectados a la instalación no supere la potencia contratada para el punto de suministro.

Cuando los aparatos conectados a la instalación demandan una potencia superior a la contratada, el ICP “salta” automáticamente cortando el suministro eléctrico.

Para volver a poner en marcha la instalación es necesario desconectar algunos de los aparatos enchufados para reducir la potencia conectada por debajo de la contratada, esperar unos minutos y subir manualmente la palanca.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··