Martes 17/07/2018. Actualizado 13:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Lo que no se ha contado de la cita reservada en Barcelona

Albert Rivera se presentó ante los empresarios como el impulsor del “tripartidismo” en España

Admitió que el techo de Ciudadanos es quedar tercero en las generales y esa posición le convertirá en árbitro entre PP y PSOE. Confesó que se siente maltratado por Rajoy y Pedro Sánchez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Se le vio bastante crecido”. Es uno de los comentarios en el que coinciden varios de los empresarios asistentes este miércoles al almuerzo reservado en Barcelona con Albert Rivera, quien llegó a proponer convertirse en el impulsor del “tripartidismo”en España.

Albert Rivera, en un acto de Ciutadans. Albert Rivera, en un acto de Ciutadans.

Según ha conocido El Confidencial Digital por fuentes que participaron en el encuentro, Rivera reconoció también que aspira a devorar a UPyD, a disputarle el voto de centro izquierda al PSOE y a quedarse con votantes centristas del PP.

El líder de Ciudadanos destacó que los meses previos a las elecciones generales están consolidando un cambio drástico de las preferencias del electorado en España.Ciudadanos es protagonista indiscutible: su estimación de voto sube y la de todos los demás baja.

Una circunstancia que, a su juicio, le legitima para no casarse con nadie, en clara alusión a futuros pactos con PP y PSOE. Y le capacita, además, para erigirse como árbitro del “tripartidismo” en España, descartando a Podemos porque da ya por hecho que apenas tiene opciones de gobernar.

Molesto por la foto del bipartidismo

En pleno almuerzo, los altos ejecutivos recibieron la noticia del encuentro entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en el Palacio de La Moncloa para pactar una estrategia común contra el órdago independentista.

En ese momento, observaron especialmente contrariado a Albert Rivera. Una muestra más de la unión del bipartidismo, se vino a comentar con sorna en la sala. La información de la reunión venía acompañada de una foto de los líderes de PP y PSOE, que había sido distribuida por La Moncloa a través de las redes sociales. No obstante, Rivera fue citado también después por Mariano Rajoy a una reunión este viernes en La Moncloa.

Se quejó de que PP y PSOE no le cuidan

No es el único dardo contra los dos grandes representantes del bipartidismo que Rivera lanzó ante los empresarios. No entiende que aquellos que van a llamarle el 21 de diciembre para que apuntale sus mayorías parlamentarias, ahora le insulten y le traten mal. Fue una de sus amargas quejas.

Un lamento que los directivos presentes interpretaron como una advertencia de que las líneas rojas que iba a marcar a Rajoy y Sánchez para apoyarles en una investidura iban a ser extremadamente estrictas.

Pacto de secreto de los participantes

La iniciativa del Foro Puente Aéreo para reunir a empresarios de Madrid y Barcelona con Albert Rivera, que adelantó ECD hace dos semanas, agitó posteriormente a las cúpulas de las distintas compañías que lo componen. Algunos altos ejecutivos consideraban que era un encuentro inoportuno, a solo ocho semanas para las elecciones generales. Y muchos de ellos decidieron finalmente declinar la invitación.

La solución intermedia que se planteó a los participantes definitivos en el almuerzo con el líder de Ciudadanos pasó por garantizar un encuentro secreto a puerta cerrada. No se quería perjudicar a nadie. Un almuerzo que estuviera vedado a los medios de comunicación y sin foto de familia.

Solo una cámara de televisión se desplazó al lugar del encuentro: el despacho del Luis Conde, fundador de la empresa de cazatalentos ‘Seeliger y Conde’, en la calle Provença de Barcelona.

Todos los asistentes se comprometieron a guardar la “máxima confidencialidad y discreción” en cuanto a la cita. Y así se exigió a cada uno de los asistentes como condición para participar en el encuentro. Una premisa que todos aceptaron.

Los empresarios que aceptaron asistir

Finalmente acudieron, según ha podido confirmar ECD, Salvador Gabarró (Gas Natural),Francisco Reynés (Abertis), José Manuel Entrecanales (Acciona), Luis Conde (Seeliger y Conde),Jaime Castellanos, Marc Puig (Puig) y Alberto Palatchi (Pronovias).

Entre las ausencias más destacadas se encuentran la de Florentino Pérez (ACS), Gonzalo Gortázar (CaixaBank) y Josep Oliú (Banco Sabadell).

Interés por el programa económico y los pactos

Fuentes conocedoras de los asuntos que se trataron en el encuentro explican a este confidencial que el interés de los altos ejecutivos de Madrid y Barcelona que acudieron a la cita fue máximo.

Desgranaron, punto por punto, el programa económico elaborado por Luis Garicano para hacerse una idea clara sobre a dónde quiere ir realmente. Principalmente, en dos aspectos fundamentales para sus negocios: la reforma del IRPF y el Impuesto de Sociedades.

También se esforzaron en que Rivera les adelantara su preferencia de pactos tras las elecciones del 20 de diciembre. Pero no hubo manera.

Esa ambigüedad en el escenario postelectoral “dejó con la miel en los labios” a algunos de los presentes. No pasan por alto que el líder de Ciudadanos puede tener en su mano la llave de la estabilidad política (y económica) del país tras las generales, con su apoyo al PP o al PSOE para formar Gobierno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··