Jueves 18/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El indulto a Alfredo Sáenz se cerró en un pacto secreto entre Rajoy y Zapatero: ni durante la campaña electoral (para no dañar a Rubalcaba) ni pasárselo al Gobierno del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La concesión del indulto a Alfredo Sáenz, y sobre todo el momento de aprobarlo, han sido medidos al milímetro. Y lo han calibrado y pactado mano a mano, directamente, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, a conveniencia de los intereses políticos de ambos.

El todavía presidente del Gobierno y el líder de la oposición negociaron la medida de gracia al consejero delegado del Banco Santander pocos días antes del comienzo de la campaña electoral para el 20-N, según explican fuentes de la Presidencia del Gobierno a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

El acuerdo buscaba dos objetivos, de mutua conveniencia: por un lado, no perjudicar la campaña del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba; y, por otro, no pasar esa responsabilidad al Gobierno siguiente, previsiblemente del Partido Popular.

Según las fuentes consultadas, Zapatero y Rajoy decidieron que la mejor solución al caso de Alfredo Sáenz era que fuese el Gobierno en funciones, todavía presidido por Zapatero, el que concediera el indulto al banquero, como así ha ocurrido.

Tuvieron en cuenta también que tomar esta decisión en el periodo de transición entre ambos Gobiernos podía contribuir a controlar la marejada que podía levantarse en el seno de ambos partidos y en el propio Ejecutivo.

No perjudicar la campaña de Rubalcaba

De acuerdo con las fuentes consultadas por ECD, Rodríguez Zapatero no estaba dispuesto a perjudicar la campaña de Rubalcaba, basada en un ataque feroz a la banca, a la que llegó a culpar de la actual situación económica del país.

El electorado socialista no habría entendido en ese momento que se concediera el indulto al banquero. Se habría visto como algo contradictorio con las tesis que defendía el líder del PSOE. Y tampoco lo habría comprendido el resto del país.

Incluso, el propio candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió en varias ocasiones al presidente del Gobierno que no llevase el indulto de Alfredo Sáenz al Consejo de Ministros antes de las elecciones.

No dejar la carga al nuevo Gobierno

El presidente del PP, por su parte, tampoco tenía muchas ganas de estrenarse con una medida tan polémica en el sector financiero.

Mariano Rajoy consideraba que había mucho que hacer, sobre todo para sanear los balances de las entidades de activos inmobiliarios y lograr que fluyera de nuevo el crédito, como para ‘enredarse’ con un asunto así nada más llegar al Gobierno.

Por otro lado, el futuro de Alfredo Sáenz era incierto con un Gobierno presidido por Rajoy. Aunque en la planta noble de Génova no había una decisión firme sobre qué hacer con el indulto, no olvidaban el apoyo explícito que el presidente del Banco Santander ha brindado en los últimos meses al Gobierno de Zapatero.

Según fuentes cercanas a la dirección del PP, el nuevo Ejecutivo tenía previsto comenzar de cero el estudio de toda la documentación referente a esa medida de gracia, aunque prefería que fuese Rodríguez Zapatero como presidente en funciones, quien firmase el perdón a Sáenz.

La culpa, para Zapatero

Al final, ésa fue la solución. Por un lado, ‘cargaba’ con la posible impopularidad de la medida un presidente del Gobierno que está de salida y que no tiene en estos momentos aspiraciones políticas. Y, por otro, permitía resolver, con cierta rapidez, el caso del número dos de Emilio Botín.

Al mismo tiempo, José Luis Rodríguez Zapatero tenía un ‘detalle’ con su banquero favorito, Emilio Botín, presidente del Santander, que se ha significado por sus apoyos expresos al hasta ahora presidente del Gobierno. Algo de lo que, con vistas al futuro, ha tomado buena nota Mariano Rajoy.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··