Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Álvaro Nadal negoció en la Casa Blanca el apoyo de Obama a España para hacer frente a Ángela Merkel en la crisis del euro. La ayuda de Mario Monti (Italia) no es suficiente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El director de la Oficina Económica de Moncloa tenía una importante misión en su encuentro con el equipo de Barack Obama. Ganar un aliado más en el frente contra Angela Merkel para que Europa y el BCE den soluciones inmediatas a la crisis de deuda, en la que España se encuentra fuertemente acosada por los mercados.

Nadal se encontraba de vacaciones en la capital norteamericana y aprovechó para mantener un encuentro con su homólogo de ese país y, concretar algunos aspectos de la conversación entre Obama y Rajoy de esta misma semana.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes del Gobierno, el director de la Oficina Económica de Moncloa presentó a los colaboradores del presidente norteamericano el amplio paquete de reformas que se acaba de aprobar en España.

Fue una reunión puramente técnica, que se alargó durante alrededor de una hora, en la que se intercambió información y documentación por ambas partes.

Sin embargo, según las fuentes consultadas, el Gobierno también intentó aprovechar en este encuentro la preocupación de Obama por la crisis en Europa, o cómo ésta puede afectar a su reelección en noviembre, para que Estados Unidos respalde a Rajoy en su batalla contra Angela Merkel, una de las principales responsables del bloqueo de la ayuda del BCE a España e Italia.

La visita de Nadal a Washington se produjo dos días después de la conversación telefónica mantenida por los presidentes de ambos países, Mariano Rajoy y Barack Obama, en la que, precisamente, el líder norteamericano urgió a España, como ya lo había hecho anteriormente con Italia y Francia, a tomar medidas urgentes para salvar al euro porque él se juega la reelección –véalo aquí-.

Y es que, hasta que no se resuelva, principalmente, el futuro de España e Italia, no se solucionarán los problemas del euro.

El apoyo de Mario Monti no es suficiente

Mariano Rajoy y Mario Monti saben que si España e Italia se hunden, será el fin del euro, porque rescatar a dos economías tan grandes supondría desembolsar, al menos, 1,1 billones de euros y eso parece un imposible que, además, podría llevarse por delante también a Francia con su efecto dominó.

Sin embargo, tras la última cumbre de ambos líderes en Moncloa, el pasado 2 de agosto, tampoco se ha visto a Angela Merkel ceder, ni un milímetro, en los planes de auxilio para los países europeos con problemas.

Por eso, las fuentes del Gobierno consultadas destacan que un apoyo sin fisuras de Obama a España e Italia contra Alemania será clave para desbloquear la crisis en Europa, y evitar así la ruptura del euro, que tanto daño haría electoralmente al presidente estadounidense, y por lo que está urgiendo a los principales líderes europeos a una solución inmediata.

Conscientes del peso que tienen dentro de Europa, Rajoy y Monti tratan de tensar la cuerda al máximo, para así forzar a Bruselas a que busque una fórmula que dé oxígeno a sus deudas y calme a los mercados, sin tener que doblegarse a todas las exigencias de la Alemania de Merkel.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·