Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Por qué BBVA se llevó por sorpresa UNIMM: era la oferta de menor coste para el erario público, no hubo influencias políticas, Francisco González no presionó

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El inesperado triunfo del BBVA en la subasta por UNIMM ha descolocado al sector financiero, que esperaba que se adjudicara a IberCaja. Algunos han hablado de influencias políticas y hasta de presiones, pero la realidad ha sido mucho más simple.

Fuentes conocedoras de la subasta, porque estaban en el proceso, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, cuentan: “No hubo nada extraño, ni un giro en inesperado en la decisión. Sólo primó el que su oferta ofrecía el menor coste posible para el Estado, en términos de cobertura de riesgos y capacidad de digerir la entidad, y que el FROB quería librarse de un problema, aunque suene muy burdo.”

De acuerdo con esas fuentes especializadas, no es cierto que para la adjudicación haya primado “el saber hacer de BBVA en las fusiones”, puesto que Popular y, en menor medida IberCaja, tienen ese ‘expertise’. Y tampoco responde a la realidad que el Banco de España no confiara en Popular e IberCaja porque están integrando ahora mismo, mediante fusiones, a Caja3 y al Pastor respectivamente.

Ofertas muy parecidas

Para hacerse con UNIMM, nombre de la antigua caja regional de Cataluña formada por Sabadell, Tarrasa y Manlleu, los tres ofertantes hicieron apuestas muy similares, según estas fuentes.

El Banco de España siguió la recomendación del banco de inversión que asesoró la operación, sin entrar en valoraciones políticas de ningún tipo.

Tanto IberCaja como Popular han encajado con deportividad la derrota, que no les tuerce su estrategia de crecimiento.

González discrepa del Gobierno

En cuanto a la posible influencia del presidente de BBVA, por su conocida proximidad al PP, se descarta que en este caso haya existido.

Francisco González se ha distanciado en las últimas semanas de Rajoy sobre estas materias, y le ha llevado la contraria en algunas ocasiones. FG es partidario de que las entidades sin comprador se liquiden sin contemplaciones, y de que no haya ninguna segunda subasta, si en una primera no aparece un comprador adecuado. Y propone que no se fuerce a nadie a comprar entidades en apuros.

Es más, se ha negado a poner más dinero en el Fondo de Garantía de Depósitos para financiar el saneamiento de entidades con problemas. González, como Botín, en el fondo lo que querrían sería la liquidación de las entidades intervenidas. Es lo que piensan realmente, aunque se cuidan mucho decirlo.

La siguiente subasta del Banco de Valencia se presenta interesante, porque se puede repetir la historia otra vez con bancos y cajas en liza. La segunda ola de fusiones no ha hecho más que empezar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··