Sábado 21/10/2017. Actualizado 21:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Objetivo: consolidar el primer puesto en el ranking nacional

El Banco Santander se ha propuesto quedarse con Bankia

Emilio Botín lo tenía ya diseñado y había sondeado al FROB. Su plan: no lanzar una OPA, comprar menos del 10%, y controlar el consejo aliándose con los fondos extranjeros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Banco Santander va a por Bankia. Después de mantenerse al margen de todo el proceso de consolidación bancaria en España, Emilio Botín venía diseñando en los últimos meses el desembarco en la entidad nacionalizada. Ahora, su hija sopesa también la operación, que además sería el gran movimiento que le consolide en la presidencia de la entidad.

Ana Patricia Botín ante una oficina del Santander. Ana Botín ante una oficina del Santander.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes financieras de alto nivel, el Banco Santander tiene, efectivamente, encima de la mesa esta operación. Por eso, hasta ahora, se había abstenido en las pujas de las antiguas cajas de ahorros en crisis: el objetivo era reservarse para ese gran movimiento con Bankia.

Emilio Botín venía ultimando la operación estos meses atrás, antes de su fallecimiento, aseguran las fuentes consultadas. Había iniciado ya los primeros contactos con el FROB. Su repentina desaparición no ha desactivado el interés del Santander por la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri.

No comprará una participación de control

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que el plan que diseña el Banco Santander no pasa por tomar una participación de control.

Esa operación le obligaría a lanzar una opa si supera la compra del 30%, y además supondría un desembolso estimado en 18.000 millones de euros.

Objetivo: controlar Bankia con una participa- ción inferior al 10%

El FROB vendió en febrero un 7,5% del capital de Bankia, con lo que la participación del Estado en la entidad queda reducida al 60,89%. La demanda de compras procedió en su práctica totalidad de inversores institucionales internacionales.

Un consejo similar al del Santander

El Santander busca, precisamente, que se incorporen más fondos de inversión al capital de Bankia en las siguientes colocaciones que va a llevar a cabo el FROB (la próxima está prevista para finales de octubre), para así replicar un accionariado similar al que ahora tiene el banco con sede en Boadilla: el 52,02% del capital se encuentra en manos de inversores institucionales, el 46,4% lo poseen minoristas, y el 1,54% restante, la familia Botín y otros consejeros.

La operación le permitiría controlar Bankia comprando una participación inferior al 10% (ahora la familia Botín dirige el Santander con menos del 2% de las acciones), porque los fondos de inversión no están, en principio, interesados en tomar el mando: no conocen el negocio bancario y solo buscan sacar rentabilidad.

‘Calentando’ la colocación de Bankia

Las fuentes bancarias consultadas destacan también que el Banco Santander está contribuyendo estas semanas a ‘calentar’ la próxima colocación de Bankia.

En su último informe, de la semana pasada, los analistas del banco recomiendan comprar acciones de Bankia y le otorgan un precio objetivo de 1,79, un 17% por encima de su cierre del pasado viernes.

Esta valoración es de las más elevadas entre las 26 firmas de inversión que siguen a la entidad en Bolsa: un 40% de los expertos aconsejan vender los títulos del banco, frente al 28% que recomiendan la compra, debido a su precio ajustado.

Bankia, según el Santander, va por buen camino para cumplir con su objetivo de 2015 e incluso superarlo, debido a los esfuerzos que está realizando en la reducción de costes.

Considera además que el banco podría dar alegrías con sus resultados del cuarto trimestre, y no descarta que aumente sus propósitos para los próximos años, lo que será aplaudido en los mercados.

Consolidarse en el primer puesto del ranking

El Santander se ha consolidado en las últimas décadas como la mayor entidad española en el extranjero, hasta situarse como sexto banco a nivel mundial. Pero, al mismo tiempo, sus principales competidores le han comenzado a pisar los talones en España.

Cuenta con 467.847 millones en activos en el país, mientras que BBVA se ha quedado a apenas 9.000 millones tras la adquisición de Catalunya Caixa (459.770 millones).

CaixaBank se halla todavía lejos de los dos grandes bancos (339.946 millones de euros), pero tras la compra de la filial española de Barclays, a principios de este mes, ha superado al Santander en el ranking de depósitos de clientes en el país.

Presencia en las tres economías más ricas

Según las fuentes consultadas, otro de los puntos fuertes que el Santander está considerando para la compra de Bankia es su potencial en las tres economías más ricas de España: Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Las regiones con mayor nivel de riqueza son las que contienen a las dos grandes ciudades: Madrid y Barcelona. De hecho, Cataluña presenta un PIB equivalente al de un país muy avanzado, como sería el caso de Suiza.

También cabe destacar las siguientes regiones en el ranking: la Comunidad Valenciana, Andalucía País Vasco y Galicia, cuyo PIB ofrece también las proporciones de ciertos países de referencia

Desventaja frente a BBVA y CaixaBank en Cataluña

El dominio de CaixaBank (40%) y el avance de BBVA (29%) en las cuotas de mercado en Cataluña han dejado al Santander en una situación de desventaja en una de las economías más ricas de España, donde apenas llega al 10%. Bankia le ayudaría a posicionarse algo en esta región porque pasaría a controlar casi 150 sucursales más allí.

El consejero delegado del Banco Santander, Javier Marín, ya reconoció durante la última presentación de resultados de la entidad, a finales de julio, que “tenemos más interés de crecer en Cataluña que en otras geografías”.

Gesto con el FROB por no participar en las fusiones

Las fuentes a las que ha tenido acceso este confidencial destacan también que otra de las razones que llevan a la cúpula del Santander a impulsar esta operación son las presiones que el Gobierno ha ejercido en los dos últimos años, después de que la entidad se haya quedado al margen de todos los procesos de concentración bancaria.

Este movimiento ahora con Bankia, aseguran, busca también en último término hacer un gesto con el Ejecutivo y el FROB.

El Santander no ha participado en la profunda reestructuración que ha sufrido el sector financiero español. Se ha limitado estos años a fusionar internamente sus marcas en la geografía española, al absorber Banesto y Banif.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·