Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Crisis de las cajas: el PP exige al Gobierno una lista de las que están en mala situación y se piensa que la salida para la de Castilla-La Mancha es la liquidación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy se ha quejado de que la información que le ha ido dando el Gobierno, a propósito de problemas en las cajas de ahorro, no ha sido la adecuada. Por ejemplo, ha denunciado que lo que le contaban era que en Caja Castilla-La Mancha “no pasaba nada”. Y dice que se enteró de la intervención sólo una hora antes de que lo acordara el Gobierno.

Fuentes próximas al Partido Popular, consultadas por El Confidencia Digital, reconocen que la dirección del PP mantiene una interlocución relativamente fluida con el Banco de España y con su gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a propósito de la situación en el sector financiero español y más en concreto en las cajas de ahorro.

A pesar de eso, la posición del PP es que el problema hay que afrontarlo globalmente, y no caso a caso, como se acaba de hacer con la caja castellano-manchega. Las fuentes consultadas por ECD explican que no quieren que se vaya “parcheando”, sino que se estudie y resuelva el problema en su conjunto.

La demanda del primer partido de la oposición al Gobierno se resume en que hay que sentarse para diseñar un plan global. Y, antes, confeccionar un listado de todas las cajas, definiendo las que van bien, las que necesitan ayudas pero pueden ser reflotadas, las que han de ser integradas en otras, y las que no tienen solución y entonces la opción es cerrarlas sin más.

A este respecto, algunos expertos del PP consideran, por ejemplo, que Caja Castilla-La Mancha no es viable, y que la única salida es la liquidación.

Añaden que ese plan global tendría que plantearse con sentido de Estado, es decir, huyendo de la tentación de “salvar a los míos”, o sea, a las entidades donde gobierna el propio partido.

Mientras no exista un diseño total del sector financiero, y singularmente de las cajas, el Partido Popular se mantendrá a la expectativa.

En relación con Caja Madrid, la posición de Mariano Rajoy es que “hay que despolitizar” la institución.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··