Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El Gobierno tiene informes que descartan un ‘agosto de infarto’ en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy respira más tranquilo de cara al mes de agosto. El presidente del Gobierno ha recibido informes de distintos organismos oficiales o privados y de su equipo económico que pronostican un 'agosto tranquilo' en los mercados. Se descarta casi por completo un efecto contagio por la inestabilidad política en Portugal.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, Rajoy ha pedido informes en las últimas semanas a expertos y miembros de su Gobierno sobre el comportamiento de los mercados de cara al mes de agosto.

Volatilidad de la prima de riesgo

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que los informes que ha recibido el presidente son tranquilizadores para este agosto. En concreto, advierten de los siguientes aspectos:

1. Una mayor volatilidad de la prima de riesgo durante todo el mes asociada a la incertidumbre por la crisis política en Portugal y a un posible escenario de adelanto electoral.

2. El riesgo de un efecto contagio por la inestabilidad en el país vecino está casi descartado. Se apoya en dos puntos:

a) No hay problemas de liquidez en España en este momento.

b) Tampoco hay vencimientos de deuda pública a corto plazo.

3. Unas nuevas revelaciones en prensa de Luis Bárcenas apuntando directamente a Mariano Rajoy, previsibles también a lo largo del mes de agosto, apenas provocarían reacción en los mercados. Al menos, si no se presentan al mismo tiempo pruebas constatables de las acusaciones del ex tesorero del PP.

Los últimos ‘agostos de infarto’

Fuentes económicas recuerdan a ECD que el mes de agosto suele ser muy propicio para el estallido de crisis financieras y monetarias. Y hay varios precedentes recientes.

Hace dos años, la prima de riesgo se disparó a principios de agosto por encima de los 400 puntos, lo que obligó al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a retrasar el comienzo de sus vacaciones en Doñana.

Rajoy vivió también en agosto pasado una situación muy tensa. La prima de riesgo se situaba en niveles absolutamente insostenibles, por encima de los 600 puntos, y el Gobierno reconocía en privado que España no podía aguantar así mucho tiempo porque llevaba ya más de dos meses de presión ininterrumpida en los mercados.

El presidente busca este año poder planificar sus días de descanso, y los de su equipo más cercano en Moncloa, para evitar tener que volver de manera precipitada desde Ribadumia (Pontevedra) a Madrid ante una emergencia de carácter económico.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··