Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

En una reunión con otros 19 empresarios

Cruce de acusaciones entre Luis de Guindos y Salvador Alemany por los desafíos de Abertis al Gobierno

El empresario dejó caer que el PP está ‘vendido’ a Ciudadanos. El ministro le advirtió que el Ejecutivo actuará pensando en el interés del país

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Delante de una veintena de empresarios, Luis de Guindos se enzarzó la semana pasada a puerta cerrada con el presidente de Abertis a cuenta de los peajes de las autopistas. El ministro mantuvo un cruce de acusaciones con Salvador Alemany. El encuentro se producía sólo un día después de que se anunciara la OPA de la italiana Atlantia sobre la española.

Luis De Guindos durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Luis De Guindos durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En un momento de la conversación, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes presenciales, el presidente de Abertis puso en duda que el Gobierno central pueda financiar la red viaria con recursos públicos.

Esas palabras recordaron entonces al resto de empresarios asistentes que, entre 2019 y 2021, vencen varias concesiones de autopistas en España. Un escenario que va a obligar a Fomento a plantear un nuevo modelo para las vías de peaje.

¿Euroviñeta retirada por exigencia de Ciudadanos?

Uno de los momentos de mayor tensión de la conversación tuvo lugar cuando ambos intercambiaron posturas sobre la polémica euroviñeta. La escena se produjo en el marco de la reunión del Foro Puente Aéreo, celebrada el martes de la semana pasada en la sede del despacho de abogados Cuatrecasas, en Barcelona.

El Gobierno, y más concretamente, el propio ministro de Economía, había anunciado a finales del año pasado la implantación de esa figura, es decir, una tasa para los vehículos pesados con más de 3,5 toneladas, como medida para cuadrar el déficit en 2017. 

Precisamente, se trata de un impuesto que viene defendiendo desde hace tiempo la compañía catalana. Pero la implantación de la Euroviñeta es una de las iniciativas que más rechazo viene arrastrando también desde hace años en el sector español del transporte de mercancías por carretera.

Finalmente, esa tasa ha desaparecido del Proyecto de Ley de Presupuestos que va a tramitarse en las próximas semanas en el Congreso.

La sospecha de Alemany es que detrás hay una exigencia de Ciudadanos para retirarlo de las cuentas. Y así se lo recordó a De Guindos, a quien afeó entonces que había incumplido su palabra. “Vino a dar a entender que el Gobierno está vendido a Ciudadanos y eso no le gusto mucho al ministro”, relata uno de los presentes.

Le reprochó la reclamación de 1.500 millones al Estado

El titular de Economía también tuvo su respuesta para el presidente de Abertis. Le echó en cara la batalla iniciada por la compañía para cobrar del Estado al menos 1.495 millones de euros en compensación por la caída del tráfico en la AP-7. Hay que recordar que esa reclamación ha provocado un grave desencuentro entre Fomento y la empresa.

De Guindos, en un tono prudente pero contundente, no desaprovechó para ser claro con Alemany. “El Gobierno actuará en todo momento pensando en el interés general de los españoles”.

Un mensaje que fue interpretado por los asistentes como todo un aviso a navegantes. Es decir, cuando llegue el momento de la renovación de las concesiones de las autopistas que ahora gestiona Abertis, la prórroga no va a ser automática.

Un día después de anunciarse la OPA de Atlantia

Las fuentes presenciales consultadas por ECD enmarcan también este cruce de acusaciones en que ahora, en plena OPA de Atlantia sobre la empresa española, se encuentran en marcha varias estrategias en la órbita de Abertis.

La primera consiste en incrementar el valor de la compañía catalana para forzar una mejora de la oferta italiana. Para ello, se ha implicado al Ministerio de Fomento. Hay que recordar que el Estado debe decidir todavía sobre la renovación o no de las concesiones de cinco vías de peaje que actualmente gestiona Abertis en España.

Se trata de la AP-1 Burgos-Armiñón, cuya concesión vence en 2018, de la AP-7 Tarragona-Alicante y la AP-4 Sevilla-Cádiz, que concluye en 2019, y de dos tramos de la AP-7 (La Junquera-Barcelona y Barcelona-Tarragona) y la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo, que termina en 2021.

La postura oficial, defendida en público por Íñigo de la Serna, es que el Gobierno no va a prorrogar automáticamente esos acuerdos.

No obstante, en el Ministerio admiten en privado que el Estado no está en condiciones de hacerse con la gestión de las vías, asumir el coste de mantenimiento y comenzar a cobrar directamente a los usuarios. Además, con la actual situación presupuestaria, tampoco parece factible que el uso de estas vías de gran capacidad pueda pasar a ser gratuito. Así las cosas, el pulso Gobierno-Abertis continúa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·