Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Quienes no la hayan recibido ya se encuentran con un problema

Hacienda tiene todavía bloqueadas medio millón de devoluciones de la Renta de 2015

Son 650 millones pendientes de pago y afecta a contribuyentes que deben dinero a la Administración por el impuesto de matriculación, IBI, multas de tráfico…

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No es lo habitual pero, a estas alturas del año, con una nueva Campaña de la Renta en marcha, Hacienda todavía no ha ingresado a algunos contribuyentes la devolución del IRPF del ejercicio pasado. No es un fallo. No es un error. No es un desajuste. Existe una razón de fondo. Y los afectados son medio millón.

Montoro informa sobre la campaña de declaración de la renta. Montoro informa sobre la campaña de declaración de la renta.

La Agencia Tributaria dispone de un plazo de seis meses para efectuar el pago. La Ley de IRPF establece que las devoluciones deben realizarse antes del final de año (el plazo legal habría finalizado el 31 de diciembre) para quienes obtuvieran un resultado negativo –es decir, a devolver- en su declaración de la Renta.

Los contribuyentes que no hayan recibido a día de hoy la devolución de la Declaración de la Renta deben estar en alerta. Hacienda ha dado por cerrada ya la campaña de liquidación del IRPF de 2015, y ha decidido bloquear los reembolsos que le quedan pendientes.

Por ello, quien no haya recibido ese ingreso durante el mes de marzo va a tener ya muy difícil cobrarlo. Según han confirmado El Confidencial Digital en fuentes próximas a Hacienda, eso sucede con alrededor de 500.000 devoluciones que han sido bloqueadas este ejercicio por el fisco.

Impago de multas, impuestos…

La explicación es la siguiente. En caso de deudas con Hacienda o con alguna otra Administración Pública, la Agencia Tributaria tiene la potestad de retener y desviar el dinero de la devolución del IRPF al pago de esos conceptos.

Hacienda está especialmente atenta a esta opción durante la campaña del IPRF, tanto en el caso de que el ciudadano haya cobrado dinero de más -que, por tanto, no le corresponde- como en el de quien no haya hecho frente a un pago.

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que, en su mayoría, se trata de multas de tráfico que no se han abonado, impagos de impuestos como el de Bienes Inmuebles (IBI), el de Matriculación, etc.

Reembolsos de más de 3.000 euros

Fuentes de la Inspección de Hacienda explican también que, en los últimos ejercicios, se ha comenzado a examinar con lupa a los contribuyentes a los que, una vez presentada la declaración de la Renta, se les tiene que devolver una cantidad elevada de dinero. En concreto, las que superan los 3.000 euros están siendo las últimas en abonarse este año.

En esos casos, los inspectores se esfuerzan en comprobar que la declaración del IRPF no contempla ninguna desgravación que no corresponda, o si se han aportado todas las facturas o ingresos.

Ha vuelto incluso, en muchas ocasiones, a solicitar documentación de nuevo a estos ciudadanos para poder cotejarlo todo una segunda vez.

Sin embargo, si no ha encontrado ninguna irregularidad, se les ha satisfecho la devolución, como muy tarde en enero. Se trataba, además, de no tener que pagarles intereses por cada día de retraso.

Fuentes de la Agencia Tributaria aseguran a ECD que se ha completado ya el 97% de las devoluciones correspondientes a la Campaña de la Renta 2015.

De esta manera, a cierre del mes de marzo, cerca de 14.187.759 declarantes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) habían obtenido la devolución solicitada.

La Campaña de la Renta 2016 ya ha comenzado

Mientras tanto, hace diez días se dio ya el pistoletazo de salida a la presentación telemática de la campaña de la Renta 2016. Para formalizar la declaración del IRPF de manera presencial habrá que esperar hasta el 11 de mayo. En ambos casos, se extenderá hasta el 30 de junio. Si el resultado sale a ingresar y se quiere domiciliar el pago, el plazo concluye el 26 de junio.

La principal novedad de este año es que desaparece definitivamente el programa PADRE de ayuda a la confección de la declaración de la renta, que ya se eliminó el año pasado para la mayoría de los contribuyentes. Únicamente quedó para los declarantes de actividades económicas, fundamentalmente autónomos.

El nuevo sistema Renta WEB se generaliza ya este ejercicio para todos los declarantes, cualquiera que sea la naturaleza de sus rentas (del trabajo, capital o actividades económicas).

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·